Nacional

Captura de Alemán pasada a Interpol

* Resolución fue dictada en julio, pero la Corte panameña la dio a conocer hasta ayer * El delito es blanqueo de capitales, y orden de captura es extensiva a María Fernanda Flores, su padre y Byron Jerez

Panamá / ACAN-EFE -El juez panameño Adolfo Mejía ordenó la "inmediata detención" del ex presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán, de su esposa y dos de sus colaboradores por el delito de blanqueo de capitales, informó hoy una fuente judicial.
La orden fue emitida el 25 de julio pasado, pero la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Panamá la anunció ayer mediante una nota de prensa.
Mejía "ordena la inmediata detención preventiva" de Alemán; su esposa, María Fernanda Flores de Alemán; su ex director de Ingresos, Byron Jerez Solís, y su suegro José Antonio Flores Lovo, según la nota de prensa de la CSJ.
El delito por el cual se llamó a juicio a los cuatro acusados conlleva una pena mínima superior a los dos años de prisión, de acuerdo con el Juzgado Tercero de Circuito de lo Penal del Primer Circuito Judicial de Panamá.
La orden de captura fue emitida y comunicada por el tribunal el 25 de julio al director de la Policía Técnica Judicial (PTJ) de Panamá, Jaime Jácome, y a la jefa de la Policía Internacional (Interpol) en la capital panameña, Sanya Salcedo.
Orden se basa en auto de llamamiento
La decisión de Mejía se fundamenta en el auto de llamamiento a juicio dictado el 15 de mayo pasado a petición del Ministerio Público panameño.
El proceso se inició en Panamá por la existencia de cuentas sospechosas en la comisión del delito de blanqueo de capitales, producto del desvío de fondos públicos de Nicaragua relacionado con supuestos actos de corrupción imputados a Alemán, su esposa y sus dos colaboradores, de acuerdo con la información.
La Fiscalía Anticorrupción de Panamá acusó al ex gobernante (1997-2002) y sus allegados el 30 de marzo pasado del delito de lavado de capitales por 58,2 millones de dólares del erario público nicaragüense mediante una red de empresas y bancos panameños.
Alemán cumple bajo arresto domiciliario una condena de 20 años de prisión por lavado de dinero, fraude, malversación de caudales públicos, peculado, asociación e instigación para delinquir y delito electoral en perjuicio del Estado nicaragüense.
La condena, dictada el 7 de diciembre de 2003 por la jueza Juana Méndez, culminó un controvertido proceso judicial, de amplias repercusiones políticas en Nicaragua, que comenzó poco después de que Alemán dejó la Presidencia del país el 10 de enero de 2002.
La Fiscalía Anticorrupción panameña inició también en 2002 las investigaciones contra Alemán y sus allegados, y en 2004 ordenó congelar unos 9,4 millones de dólares que ellos tenían en cuentas en bancos panameños.
Mejía exoneró el 15 de mayo pasado a otros siete acusados de lavado de dinero y ordenó la liberación de los bienes que les hayan sido confiscados de forma cautelar en Panamá.

Procurador no ha sido notificado
Juan Huerta -En Managua, el procurador General de la República, doctor Alberto Novoa, dijo no haber sido notificado oficialmente de la decisión panameña, pero “si el juez decide girar orden de captura, es porque encontró méritos en las pruebas que presentó la Fiscalía de Panamá durante el juicio”.
No obstante, el doctor Novoa recordó que esa orden de captura se encontrará con un recurso de amparo interpuesto por la familia del enjuiciado ante el Tribunal de Apelaciones, por lo que le corresponde a la Corte Suprema de Justicia resolver pronto para que se pueda cumplir la demanda de las autoridades judiciales panameñas.
“Por ahora, Alemán sólo está seguro en Nicaragua, la orden de captura internacional dará cuenta de él y su familia en cualquier otro país”, dijo.
La orden de captura contra Alemán sorprendió al gobierno que ayer se fue de vacaciones. “No tenemos reacción oficial”, se disculpó el vocero presidencial, Lindolfo Monjarretz.
Informaciones periodísticas indicaron anoche que la orden de captura contra el ex presidente nicaragüense está en manos de Interpol.