Nacional

Otro narco liberado

* Cumplía sentencia de 10 años por tráfico de estupefacientes, sicotrópicos y otras sustancias controladas * Sorprende silencio del Ministerio Público, y Policía no estaba enterada a pesar de haber pasado dos meses de la liberación del reo

Heberto Jarquín

Bluefields / RAAS -La sociedad costeña está alarmada por la incesante liberación de narcotraficantes que cumplen distintas condenas por su actividad mafiosa.
El hondureño Francisco Rodrigo Ruiz Murillo, de 48 años, un comerciante oriundo de San Pedro Sula, es el último favorecido por una orden de libertad concedida por la juez de ejecución de sentencias y vigilancia carcelaria de la Región Autónoma Atlántico Sur, Ivania McRea Villachica.
Ruiz Murillo fue capturado junto al colombiano Arnulfo Klee Donacer, de 54 años, por una patrulla de la Policía la madrugada del 15 de septiembre de 2005, en Little Corn Island, cuando ambos viajaban en una panga en la que transportaban 1 mil 56 paquetes que contenían 1 millón 793 mil 811 gramos de cocaína.
A Ruiz y Klee también les incautaron 201 dólares estadounidenses, 40 mil pesos colombianos, una panga con dos motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza cada uno, un teléfono satelital, tres aparatos de comunicación radial, una planta generadora de electricidad y una bomba de agua.
Condenados
En el juicio oral y público celebrado el 29 de septiembre de 2005, el fiscal auxiliar Rodrigo Zambrana Gutiérrez presentó la acusación en contra de Francisco Ruiz Murillo y Arnulfo Klee Donacer, por los delitos de transporte ilegal de estupefacientes, sicotrópicos y otras sustancias controladas.
La juez de Distrito Penal de la RAAS, Hellen Lewin Downs, declaró culpables a los dos procesados y les aplicó una condena de 10 años de prisión, la que estaban cumpliendo en el Sistema Penitenciario de Tipitapa.
Catracho libre
El 13 de junio de este año, la juez de ejecución de sentencias y vigilancia carcelaria de la RAAS, Ivania McRea, envió una orden de libertad al alcaide José René Tercero Cruz, jefe del Sistema Penitenciario de Tipitapa, a favor del reo Francisco Rodrigo Ruiz Murillo.
La orden de libertad de Ruiz fue solicitada el 11 de mayo de 2006 por el defensor público, Juan de Dios Guevara Baltodano, basándose en un dictamen médico del Hospital Bautista de Managua, confirmado por el doctor Hugo Mauricio España, del Instituto de Medicina Legal.
El dictamen indica que el reo Francisco Ruiz Murillo padecía de hipertensión arterial, hipertrofia ventricular izquierda, trombosis de la vena yugular derecha y peligro inminente de muerte.
La orden de libertad señala que la ejecución es diferida, bajo apercibimiento de ordenar la ejecución de la sentencia cuando las causas que le dieron origen a la suspensión hayan desaparecido, y ordena que Ruiz tenga que presentarse cada seis meses en el Juzgado III de Ejecución de sentencias en Managua.
Fiscal despistado
Al consultársele al fiscal regional Roberto Gaitán, sobre la orden de libertad que favoreció al reo Francisco Ruiz, respondió que no estaba enterado. “Lo que pasa es que nos dividimos los casos y el fiscal Roberto Fúnez es el encargado de atender el juzgado de ejecución de sentencias”.
Posteriormente, Gaitán dijo que sí había un expediente sobre el caso de los narcotraficantes (el hondureño Francisco Ruiz y el colombiano Arnulfo Klee), y que lo iba a revisar.
Por su parte, el jefe de la Secretaría Ejecutiva de la Policía de la RAAS, capitán Rolando Coulson, respondió que “nosotros no sabemos absolutamente nada, nadie nos ha informado sobre la liberación del reo Ruiz, me estoy dando cuenta ahora que usted (periodista), me viene a preguntar”.
Aclaración
El juez suplente de ejecución de audiencias y vigilancia penitenciaria de la RAAS, José Díaz Lanuza, confirmó que a las 04:45 de la tarde del 5 de junio de 2006, se le notificó al Ministerio Público sobre la orden de libertad extendida a favor del reo Francisco Ruiz Murillo. “Ellos (Fiscalía), tenían seis días de plazo para pronunciarse sobre el caso”
En relación con el cumplimiento de la orden dada a Francisco Ruiz, de presentarse cada seis meses al Juzgado III de Ejecución de Sentencias de Managua, Díaz dijo que apenas han pasado dos meses y no se puede determinar si el reo hondureño cumplirá con esa disposición.
Suspicacias
Un jurista costeño que omitió su nombre, opina que todo el procedimiento es correcto. “Lo que no logro entender es el silencio del Ministerio Público y la Policía, eso favorece al reo”
El abogado añadió que tampoco se entiende por qué el Juzgado de Ejecución de Sentencias da un plazo de seis meses para que Francisco Ruiz se presente a la instancia correspondiente. “Recordemos que se trata de un extranjero al que se le comprobó su actividad delictiva; a estas alturas ya pudo haber huido del país”.
Por su parte, un parroquiano blufileño manifestó que nunca se ha visto tan diligentes a las autoridades judiciales cuando se presentan casos de presos enfermos. “Parece que sólo se mueven cuando se trata de un mafioso que está detenido por traficar con drogas”, precisó.