Nacional

Unión Europea pide negociaciones comerciales con Centroamérica

La Unión Europea y Centroamérica decidieron en Viena comenzar negociaciones de acuerdo de asociación, que contribuya a promover el desarrollo económico y democrático la región centroamericana.

El presidente del Parlamento Europeo, el español Josep Borrell, llamó este viernes en la capital a "calentar los motores" para que la negociación de un Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea (UE) y Centroamérica empiece lo más pronto posible.
"Mi visita a varios países de Centroamérica, entre ellos Nicaragua, tiene por objeto calentar los motores políticamente hablando para que este proceso de negociación empiece pronto y tomar conciencia de su importancia", afirmó Borrel en una rueda de prensa que ofreció en la sede del Congreso en Managua.
La UE y Centroamérica decidieron en mayo pasado en Viena comenzar las negociaciones de un acuerdo de asociación, que contribuya a promover el desarrollo económico y democrático en esta región y siente las bases para la creación de una zona de libre comercio.
Borrell pidió a los miembros del Congreso apoyar el convenio, cuando sea sometido a ratificación legislativa.
Abogó además por el inicio de un proceso de integración entre el Parlamento Europeo y los bloques legislativos que existen en Latinoamérica.
En ese sentido destacó el interés de Europa de "fomentar la integración regional en Centroamérica" con el apoyo del Parlamento Centroamericano, que integran Nicaragua, Guatemala, Honduras y El Salvador.
Borrell inició este viernes una visita de tres días a Nicaragua, en el marco de una gira regional para estrechar los lazos de cooperación y alentar el proceso de integración en materia económica, comercial y política.
El parlamentario se reunió con el presidente Enrique Bolaños y el canciller Norman Caldera para abordar temas de interés bilateral, la situación en Medio Oriente y el desarrollo del proceso electoral nicaragüense, entre otros puntos.
Borrel manifestó además interés en conocer los planes de gobierno de los candidatos a la presidencia en las elecciones del próximo 5 de noviembre, y el deseo de la UE de dar seguimiento al proceso mediante una misión de observadores.
Anunció que la UE respetará los resultados de los comicios y que mantendrá su apoyo hacia Nicaragua gane un candidato de la derecha o la izquierda.
"Nosotros no nos comportamos como otros países que tienen una larga tradición de injerencia, que Europa no desea practicarlo, porque no está en sus valores", declaró parlamentario europeo.