Nacional

Madre de gemelos se creía “hombre”

*** Meylin le dijo a trabajadora social que ella nunca quedaría embarazada porque era “varón” *** Tuvo niñez y adolescencia difíciles, y hasta familiares la describen como proclive a las incoherencias *** Pero autoridades no aceptan lo de la “locura”, y aseguran que debe responder por estrangulamiento de sus hijos

Máximo Rugama

ESTELÍ
En horas de la tarde de ayer, el Ministerio Público presentó formal acusación en contra de la joven Meylin Karina Benavides por el delito de parricidio (aunque más concretamente es filicidio), ya que ella hasta ahora es la única sospechosa de haber estrangulado a sus gemelos de tan sólo diecisiete días de nacidos.
La acusación la presentó ante el juez de Distrito Penal de Audiencias de Estelí, doctor Oscar Aquiles Bustamante Castillo, la fiscal auxiliar Tania Vanessa Lara.
Por su parte, el judicial confirmó la medida de prisión preventiva para Meylin Karina, y programó para este viernes la audiencia preliminar.
La Policía, al concluir el proceso investigativo en el período establecido por las leyes, pasó en horas de la mañana de este jueves el expediente con las indagaciones realizadas por el caso.
Después de haber estudiado y analizado el expediente, la fiscal departamental, doctora Sandra Mata Sarantes, el Ministerio Público por la tarde procedió a presentar la acusación formal ante el judicial correspondiente.
La licenciada Tania Vanessa Lara Rodríguez, fiscal auxiliar, fue designada para que oficialmente presentara la acusación en contra de la joven Meylin Karina.
Aunque oficialmente no habían inscrito a los menores, a la niña le llamaban Victoria y al niño Victorino, en un homenaje a su abuelita materna de nombre Victoria Vázquez Reyes.
Piden chequeo psiquiátrico
Mientras esto sucedía, un grupo de promotores sociales, entre ellos María del Carmen Lanzas, pidieron públicamente a las autoridades de la Fiscalía y judiciales, que profundizaran en el caso y en los chequeos psicológicos de Meylin Karina, quien según dijeron tienen serios trastornos mentales y problemas de personalidad.
Según la señora Lanzas, quien es promotora social del barrio “William Fonseca”, y vecina del lugar donde se registraron los hechos, la muchacha tiene serios problemas, ya que desde hacía algunos meses se vestía como varón.
Inclusive cuando salió embarazada y se le notaba su vientre abultado, expresó que la hoy detenida le decía que… “era imposible que a ella la preñara algún hombre, porque ella era varón”.
“Nosotros abogamos porque sabemos que ella ha tenido problemas”, dijo. Destacó que inclusive un equipo de psicólogos del Instituto de Formación Permanente, Insfop, que atiende a adolescentes en situación de riesgo, la había integrado a un programa especial de seguimiento.

Difícil niñez y adolescencia
Dijo que como promotora social tiene conocimiento de las dificultades que atravesó en su niñez y adolescencia. “Fue raro para nosotros cuando la miramos que estaba embarazada”, acotó.
Lanzas y los demás promotores sociales externaron que en ningún momento culpan o defienden a la muchacha, sino que exhortan a las autoridades a profundizar en los problemas psicológicos que enfrenta.
Ellos llamaron a que una junta médica --obviamente integrada por psicólogos y psiquiatras-- la valore.
Mientras, Walter Vázquez, hermano de la joven, señaló que ésta siempre ha mostrado incoherencias en su actuar, tal es el caso que adoptó el segundo apellido de su madre, que es Reyes. Aclaró que su mamá se llama Victoria Vázquez Reyes.
De acuerdo con la epicrisis mostrada por doña Victoria, en el momento que los médicos le hicieron los exámenes respectivos en el Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, su hija presentó anemia profunda y problemas renales serios.
Por ello, señaló que tuvieron que ponerle un litro de sangre, aunque los médicos recomendaron que debía ser litro y medio.
Hay quienes insisten en buscar algún tipo de culpabilidad en el hombre que embarazó a la filicida, pero sea lo que sea, las autoridades tienen como principal sospechosa a Meylin Karina, y además aseguran que ella está en uso completo de todas sus facultades.