Nacional

Ejército abandonó y tucas “volaron”

* Sacaron tropas para “reabastecerlas y relevarlas”, y dejaron el campo libre por una semana * Cargarse 400 tucas en las barbas de los militares “no es jugando”, pero todo es posible para la llamada “mafia maderera”

MANAGUA Y RAAS -El jefe de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, capitán de navío Santiago Estrada, confirmó que se investiga el robo de más de 400 tucas de madera, de las 12 mil 232 que fueron decomisadas en el río Kum Kum, Laguna de Perlas, y que estaban resguardadas en Bluefields.
El jefe militar explicó que la Fuerza Naval, “después de haber pasado casi un mes resguardando esas tucas, tuvimos que sacar las tropas para reabastecerlas y relevarlas, por lo que estuvimos casi una semana fuera de ese sector”.
“Nosotros creemos”, agregó, “que durante esos días que estuvimos lejos del sector, mientras se decidía qué se iba a hacer con esas tucas, es posible que algunos elementos, utilizando balsas, hayan sustraído y traspuesto esa madera”.
Agregó que, en la actualidad, tropas del Ejército regresaron al sector donde “estamos patrullando el río y controlando la madera que sale y entra hacia Bluefields mediante el control de las guías que otorga el Marena”.
Explicó que cada Plana debe cargar 350 tucas de madera, “y aunque a nosotros no nos corresponde esa labor, estamos apoyando al Marena para evitar que las tucas de madera robadas sean traspuestas en el trayecto hacia Bluefields”.
“Hay sospechosos y calculamos que el costo de las 400 tucas robadas asciende a un millón de córdobas”, precisó Estrada.
¿Fue la mafia maderera?
Hay que destacar que todo indica que miembros de la llamada mafia maderera, demostraron una vez más su osadía y temeridad al robarse las 400 tucas del lote de 3,894 que el Distrito Naval del Atlántico había decomisado en Kum Kum, y que estaban resguardadas en el dique del señor Frank Zeledón, en Bluefields.
El jefe del Distrito Naval del Atlántico Sur, capitán de fragata Manuel Mora Ortiz, informó que se han encontrado varias trozas que ya habían sido procesadas por cacos que las tenían escondidas en caños y ríos próximos a Bluefields.
“Hemos realizado varios operativos para localizar la madera robada y constatamos que se trata de la que fue decomisada en Kum Kum, porque está marcada con el nombre de los madereros a los que les incautaron el lote.
Mora reveló que la Fuerza Naval capturó a nueve personas, entre las que se cuentan menores de edad que participaban en la sustracción de la madera que estaba resguardada en el dique de Frank Zeledón.
“Ya están a la orden de la Policía para su respectivo proceso penal, que le correspondería interponerlo al Inafor” indicó Mora, quien aclaró que no le compete a la Fuerza Naval custodiar la madera que está donde el señor Zeledón, porque esa es una propiedad privada y el Inafor sabrá por qué la dejaron ahí.
Mientras tanto, el delegado del Inafor en la Desembocadura de Río Grande, Pedro Ramírez Centeno, le aplicó una multa de tres mil dólares al regente forestal José Ángel Corrales Pérez, por violar las normas establecidas por esa institución en el caso del lote de madera incautado en el río Kum Kum.