Nacional

Expectación granadina por el jurado Pecorelli

* En el banquillo sospechosos de dar muerte atroz a “la niña Magdalena” * Policía y Fiscalía enfrentan argucias abogadiles que respalda la jueza

Leopoldo López

GRANADA -Entre la expectativa de la ciudadanía granadina, a las siete y media de la noche de ayer, fue suspendido el jurado contra los sospechosos del atroz asesinato de la señorita italo-nicaragüense Magdalena Pecorelli, para continuar con la audiencia a las ocho y media de la mañana de hoy.
Antes de la postergación de la audiencia, habían declarado el señor Silvio Reyes y su esposa Jennifer Sandino, quienes manifestaron que durante la noche escucharon en la casa vecina de los Pecorelli quejarse mucho a la tía de Oswaldo Pecorelli, por lo que en la mañana fueron a preguntar lo que pasaba, y el susodicho Oswaldo les abrió la puerta y les dijo que estaba atendiendo a la señora.
Pero lo cierto es que a esa hora la señora había sido despachada a mejor vida, pues la habían asesinado en circunstancias desconocidas el 16 de diciembre de 2003 en horas de la madrugada.
Lo cierto es que los primeros vecinos que hicieron el hallazgo y la propia Policía, encontraron a “la niña Magdalena” amarrada con mecate de nylon y asfixiada por otra cuerda del mismo material, en una recámara de su casa de habitación ubicada contiguo al Benemérito Cuerpo de Bomberos.
Los reos que fueron sentados en el banquillo de los acusados son: Oswaldo Martín Pecorelli, sobrino de la hoy occisa, a quien la Policía sindica como principal sospecho de este terrible crimen; Óscar Javier Díaz Álvarez (alias Micoín); Wilber Sánchez (Moño Moño); José Danny Sequeira y Alberto Espinoza.
A Wilber Sánchez uno de los testigos mencionó que lo había mirado merodear por el lugar, pero que sólo lo conocía de cara y no de nombre.
En tanto, en horas del mediodía, el programa de una emisora local respaldó las investigaciones que hizo la Policía y felicitó a la comisionada mayor Glenda Anabell Zavala, por el trabajo profesional que realizaron sus subalternos en el sonado caso.
Zavala criticó la actitud de la abogada Guadalupe Valencia de valerse de argucias abogadiles para descalificar el trabajo de la Policía Nacional, y a la jueza Penal de Distrito de Juicio, Dra. María de los Ángeles Solano, por estar parcializándose en este caso.
No obstante, los reos están en manos del tribunal de jurados, compuesto por cuatro mujeres y dos varones.
La fiscal auxiliar del Ministerio Público, Mariela Masís Rodríguez, respaldada por la fiscal departamental, doctora Vanesa Cordero, solicitó que el juicio se suspendiera ante la falta de un testigo. Sin embargo, la juez María de los Angeles Solano desestimó dicha solicitud y el juicio continuó su proceso.