Nacional

Nuevo examen psicológico para “Panchito”

Medicina Legal emitirá una resolución en las próximas 24 horas para trasladar el caso a los juzgados.

El Instituto de Medicina Legal realizó hoy un nuevo examen psicológico a “Panchito”, el niño cuya maternidad es reclamada por dos personas, para determinar si el menor no tiene afectaciones o traumas sicológicos.
Con este examen se cierra el proceso de investigación para conocer la maternidad del niño, que se ha visto afectado por la constante interferencia de los canales de televisión locales, en disputa por hacerse con la primicia del caso.
Ayer el niño fue sometido a un examen de sangre para determinar su ADN. Con esta información, el Instituto de Medicina Legal emitirá en las próximas 24 horas una resolución y remitirá el caso a la Policía Nacional, que la vez los pasará a los Juzgados, que se encargarán de solucionar la actual disputa.
El escándalo de “Panchito” inició a finales de la semana pasada, cuando dos canales de televisión locales rompieron programación para informar sobre el caso de un niño que fue rescatado de la calle y cuya maternidad es disputada por dos mujeres.
Ángela Potosme de Costa Rica dijo haber reconocido a “Panchito” como su hijo en unas fotografías publicadas en los medios locales. Potosme dijo que su hijo fue raptado por su padrastro el 28 de marzo de 2001. Todavía no hay una explicación oficial de cómo el niño vino a dar a Nicaragua.
Por su parte, Manuela García, de Diriamba, a 40 kilómetros al sur de Managua, dijo que el niño es suyo, y que desapareció de su casa hace un mes. Fuentes del Ministerio de la Familia (Mifamilia) informaron que tienen datos en los que consta que el niño fue trasladado en 2003 a un albergue infantil por sufrir violencia familiar.
Este caso ha generado una guerra entre los canales de televisión locales, que se han inmiscuido en la vida del pequeño y de las dos personas que hoy disputan su maternidad. Tanto así, que el viernes pasado, cuando Ángela Potosme llegó al país para reconocer al niño, los canales intercedieron para evitar el reencuentro porque querían hacerse con la primicia.
Expertos de Medicina Legal y Mifamilia han dicho que el niño se encuentra en buen estado de salud y que esperan una resolución judicial para dar por concluido el caso.