Nacional

“Panchito”: un caso para el rey Salomón

* Madre de Costa Rica dice que su instinto no la engaña y que está frente a su hijo * La otra madre sostiene lo contrario, y ambas se hacen la “serología”, pero falta prueba de ADN

Ángela Potosme, quien llegó a Nicaragua procedente de Costa Rica, para reclamar la maternidad de “Panchito”, rechazó ser una traficante de niños, tal como lo aseguró la señora Manuela García, quien el pasado domingo aseguró a EL NUEVO DIARIO ser la madre verdadera de Francisco Antonio.
Potosme aseguró que su calidad de cristiana le permite perdonar a García por las falsas acusaciones vertidas en su contra, y dijo que la comprendía, pues ella misma sufrió por más de cinco años la pérdida de su hijo.
García, en declaraciones a EL NUEVO DIARIO, dijo estar preocupada porque teme que Potosme sea miembro de alguna organización que esté vinculada al tráfico de niños.
“Gracias a Dios estoy ahora a sólo unos pasos de encontrarme con mi hijo”, aseguró Potosme, quien la mañana de ayer se realizó una prueba de “serología” sobre una muestra de sangre que le fue extraída en el Instituto de Medicina Legal, para determinar la maternidad del pequeño. Ayer mismo, la señora Manuela García se sometió a la misma prueba que fue solicitada por la Policía Nacional que investiga el caso.
Potosme reiteró ser la madre de “Panchito”, y aseguró que basta su instinto maternal para confirmar que el niño encontrado por la Policía en las calles de Jinotepe a mediados de julio, es el hijo que en 2001 le fue secuestrado por su ex compañero de vida en una escuela de Desamparados, Costa Rica.
“Mi corazón de madre no me engaña, él (Panchito) es mi hijo”, reiteró Potosme, quien explicó que si bien es cierto el pequeño ha perdido algunos rasgos físicos que tenía hace cinco años cuando fue secuestrado, “sabía que era su hijo, él me dijo que me conocía, pero no recordaba de dónde”, argumentó.
“Yo comprendo a esa señora porque las dos luchamos por encontrar a nuestros hijos”, aseguró.
Nada de encuentros
Funcionarias del Ministerio de la Familia, confirmaron que esa institutición rechazó por el momento realizar un encuentro entre “Panchito” y la señora Manuela García, bajo el argumento de evitar que el pequeño sea sometido a un nuevo trauma.
“Por ahora no está contemplado un encuentro entre los dos”, indicó la licenciada Gloria Díaz, delegada del Ministerio de la Familia, quien aseguró que el conflicto surgido en el caso de “Panchito” tendrá que ser determinado por un judicial. “Una vez comprobado, será un juez quien decidirá con quién se queda “Panchito”, expresó.
Hermetismo
Ayer tarde, personal del Ministerio de la Familia trasladó en secreto a “Panchito”, hacia el Instituto de Medicina Legal, donde le realizaron una valoración psicológica para determinar si sufre o no de un trauma psicológico.
El doctor Julio Espinoza confirmó que ese será el único examen que se le hará a “Panchito”. Espinoza aclaró que esa institución aún no está en la capacidad de realizar los exámenes de ADN, por lo que tienen que apoyarse en el Centro de Biología Molecular de la Universidad Centroamericana. Según Espinoza, en todo caso la valoración que se le hará al pequeño será para determinar si sufre o no de un trauma psicológico.
Por la mañana, la Policía Nacional trasladó por separado a Ángela Potosme y a Manuela García al Instituto de Medicina Legal, donde les realizaron la prueba de sangre llamada serología, y para evitar que las madres se encontraran con los periodistas, los agentes las hicieron ingresar por pasillos ubicados en la parte trasera del edificio.
Funcionarias del Ministerio de la Familia, confirmaron que las dos mujeres fueron trasladadas por la Policía. La licenciada Díaz, delegada de Mifamilia, aseguró que el propio subcomisionado Juan Alemán, jefe de delitos especiales de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía, le pidió el trasladado de una de las mujeres.
Piden ayuda
Funcionarios de la Universidad Centroamericana confirmaron ayer que el Ministerio de la Familia solicitó los servicios del Centro de Biología para que realizaran las pruebas de ADN a las supuestas madres y al niño.
Gunter Gadea, Director de Comunicación Institucional de la UCA, confirmó que la universidad sólo espera el oficio legal para realizar el examen, que en este caso será gratuito.
El doctor Jorge Huete Pérez, Director del Centro de Biología Molecular, explicó que el examen de ADN es una posibilidad indiscutible para demostrar la paternidad o maternidad.
Indicó que el procedimiento es sencillo, sólo se toma una muestra de sangre o de cualquier flujo biológico. “Observando los caracteres moleculares podemos correlacionarlos con la madre o el padre”, dijo.
Expuso que los resultados de la muestra pueden estar en 24 horas, y que en el caso de “Panchito”, todo estará en dependencia del procedimiento legal.
Condena
El doctor Guillermo Rothschuh, Decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Centroamericana, calificó como un hecho reprochable la manera en que se trató al niño, no sólo violándole sus derechos, sino los derechos de todos los nicaragüenses en su conjunto, quienes no recibieron de parte de los canales de televisión, que se disputaban la primicia, una información equilibrada.