Nacional

“Aproleche no pasará si no retiran a Alemán”

* Expresó que el reo la llamó desde “El Chile” y “arrogantemente” le manifestó que no aceptará salir de la directiva * “Estoy pidiendo al juez me certifique la sentencia que suspende sus derechos, y algo malo hay allí si también aparece María Fernanda como directiva”, dijo la diputada

Edgard Barberena

El reo y ex presidente Arnoldo Alemán pretende ser directivo de la Asociación Pro Leche, iniciativa que se ventila en la Comisión de Defensa y Gobernación de la Asamblea Nacional, denunció su presidenta, la diputada Delia Arellano.
La legisladora dijo que el ex mandatario no puede ocupar cargos en ninguna asociación u organización porque con la pena de prisión domiciliar que cumple en su hacienda de El Chile, tiene suspendidos sus derechos políticos.
Arellano, que forma parte de la oficialista Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador (ALN-PC), dijo que le parece raro que el doctor Alemán aparezca como directivo de la asociación, “porque en la misma está su esposa María Fernanda Flores de Alemán en un listado de 12 personas más”.
“Algo hay detrás, porque si está su esposa (en la directiva de la asociación) “¿para qué va a estar él (Alemán) sabiendo que tiene sus derechos restringidos?”
Dijo que ella en su calidad de abogada ha procedido a solicitar a las autoridades judiciales (al juez David Rojas) la sentencia que hace más de dos años fue emitida contra el ex mandatario, y por lo consiguiente el ex presidente de la República tiene suspendidos sus derechos civiles y políticos.
Cuando los periodistas le preguntaron que si en la comisión van a rechazar la solicitud de personalidad jurídica, la legisladora dijo: “De mi parte como Delia Arellano, y los tres miembros de la ALN-PC que estamos en la comisión, no vamos a firmar ningún dictamen favorable, si él (Alemán) no se retira.
Reveló la legisladora que Alemán la llamó por teléfono, y “le dije, retírese si usted si no quiere ocasionarle problemas a los otros miembros de la asociación, pero él muy arrogantemente me dijo que no se iba a retirar”.
Como los miembros de la prensa parlamentaria le insistieron a la doctora Arellano sobre qué cree que haya detrás de eso, la diputada dijo: “Bueno, recuerden que nosotros somos la Asamblea Nacional y somos los que aprobamos las leyes, y si aprobamos una asociación donde está un reo con sentencia firme, le estaríamos dando un tratamiento como que si fuera un ciudadano común y corriente y puede andar libremente”.
Arellano dijo no sentirse amenazada por la forma arrogante como supuestamente el doctor Alemán le respondió por la vía telefónica, “pero lo escuché más prepotente que amenazante”.
“Si él sabe la condición en que está y tiene a otras personas en la asociación, ¿cuál es el interés de aparecer él?”, dijo la legisladora.