Nacional

“Bendiciones de Dios” acabándose en la RAAN

* Jefe policial confirma que narcotraficantes tienen en venta sus fortunas vistas en lujosas mansiones y camionetonas por quietismo y languidecer de capital líquido * Asegura que narcos colombianos están golpeados por quiebres, por control de puntos ciegos, asaltos en alta mar, y porque principales contactos caribeños han sido condenados

Moises Centeno

El jefe policial en Puerto cabezas, Comisionado Mayor Marlon Montano, afirmó a EL NUEVO DIARIO que la guerra contra los narcotraficantes internacionales y con los de aquí, se libra con firmeza y con buen paso en la Región Autónoma del Atlántico Norte, y aseguró que los índices de tráfico y consumo de drogas han disminuido considerablemente.
La Policía ha detectado que la principal consecuencia del descenso de la narcoactividad en la zona se percibe directamente en las personas presuntamente vinculadas a esta actividad.
Uno de los detalles descubiertos es que los señalados se muestran “abatidos y ahogados” económicamente, al parecer, por palpar en sus cajas fuertes y en sus bolsillos la iliquidez de moneda nacional y extranjera, que producto del tráfico nacional amasaron en su momento.
Ese criterio policial lo sustenta el comisionado mayor Montano, al asegurar que en esas circunstancias la actitud de los señalados narcotraficantes es de una total desesperación por obtener dinero, a tal punto que varios de ellos “tienen en venta sus lujosas mansiones y camionetonas, adquiridas de la noche a la mañana”, principalmente en Bilwi.
Siete vendidas
Detalló que en esta ciudad ya se han vendido siete camionetas de lujo, que oscilan entre 20 a 30 mil dólares, otras tres más han sido objeto de “pasamano” para ser ofrecidas en Honduras.
Además, tres vistosas residencias, que pertenecen a supuestos narcos, están en ventas y hasta se publican en rótulos, entre ellas, hay una que supera el millón de dólares.
Al comisionado mayor Montano le pedimos nombres y apellidos, y casos específicos, además de los bienes de los supuestos narcotraficantes en Bilwi, sin embargo dijo que por las repercusiones legales prefería no revelar particularidades.
Lo que sí expresó es que en la ciudad porteña, la pujante actividad comercial ya no es la misma que hace de dos o cuatro años atrás. Explicó que probablemente se deba a que no está circulando la moneda nacional, el córdoba, y la extranjera, en este caso el dólar, en los registrados establecimientos de negocios.
Y es que si fuese por la palmazón en que se encuentran los principales vinculados al narcotráfico, podría atribuirse a que gran parte de las transacciones comerciales dependen de la narcoactividad, pero habrá que tomar en cuenta las vedas forestales y de pesca, rubros importantes en la economía de Bilwi.
Aunque no deja de ser un componente de suspicacia, por el hecho que “los principales narcotraficantes están diezmando la actividad”, por los duros golpes que le ha propinado la Policía, el Ejército y la Fuerza Naval en Puerto Cabezas.
Montano señaló que las autoridades comunales y municipales, padres de familias y distintos sectores organizados, reconocen que a pesar que el tráfico y consumo de droga siguen siendo un problema social, en la zona poco a poco se han superado, en gran parte gracias a las actividades de prevención del delito.
Anzuelo no pica
Es más, los grupos de personas que día y noche se tomaban las orillas de las playas del mar y ríos, con los dedos de las manos apareados elevando plegarias por una buena “pesca” de paquetes de droga, la cual consideran una “bendición de Dios”, han optado por buscar qué hacer en sus comunidades y barrios.
En el caso de la famosa comunidad de Sandy Bay, donde todavía no hay presencia policial, el comisionado mayor Montano precisó que se encuentran personas pudientes que inducen a los comunitarios a erigir lujosas casas mediante la narcoactividad, y los instigan a oponerse ante una segura rehabilitación del puesto policial.
La comunidad de Sandy Bay está pidiendo la presencia policial, y ya se está trabajando en ese sentido, acotó el jefe policial.
También afirmó que en estas circunstancias, los narcotraficantes colombianos están golpeados por la efectividad de la Policía, Ejército y Fuerza Naval, a la vez se encuentran amenazados por las bandas de asaltantes en alta mar.
Uno de los grupos de atracos, denominado los “ganster”, ha sido desarticulado tras la captura, juicio y condena de su principal cabecilla, identificado sólo como Pedro García.
De igual forma, dijo que con la captura con más de 600 mil dólares, proceso y condena contra Marvin Fúnez, se evitó el contacto con narcotraficantes colombianos.
Agregó que las puertas para los narcotraficantes suramericanos se han ido cerrando en la medida que se detectan los puntos ciegos. Y no descarta un cambio de ruta, ahora hacia la zona del Pacífico, principalmente en el norte del país.
El jefe policial advirtió que las fuerzas interinstitucionales, la Policía, el Ejército y la Fuerza Naval, continuarán luchando contra el narcotráfico de manera implacable; e invitó a las diversas organizaciones sociales a sumarse a la lucha, para evitar más envenenamiento en Nicaragua.