Nacional

Tribunal “generoso”

*** Bienes de guatemaltecos procesados por narcotráfico no estaban dentro de reclamos de sus defensores, explica secretaria ejecutiva de Fiscalía *** No devolvieron droga porque ésta ya la habían quemado, ironiza la representante del Ministerio Público *** “No es la primera vez que el Poder Judicial actúa así”, dice indignada y frustrada la Policía

Valeria Imhof

La celeridad con que actuó la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) para anular el juicio a tres guatemaltecos acusados de narcotráfico fue tal que, sin que los abogados defensores lo solicitaran, devolvieron a los acusados los bienes que son las pruebas que demuestran el ilícito cometido.
Delia Rosales, secretaria ejecutiva de la Fiscalía, señaló a EL NUEVO DIARIO que la sentencia del Tribunal de Apelaciones se excedió, porque en ningún momento la defensa de los acusados solicitó devolución de los objetos ocupados.
“La información que transmitieron los fiscales de Apelaciones que llevaron el caso es que la defensa no ha solicitado la devolución de los objetos y en ese sentido hubo un exceso en la resolución del Tribunal de Apelaciones”, manifestó Rosales.
La secretaria ejecutiva de la Fiscalía dijo que esos objetos son las pruebas fundamentales que se presentaron en el momento del juicio, por lo que al ser entregadas a los acusados ahora sería un gran límite para la actuación del Ministerio Público
“Nosotros vamos a ir de nuevo a juicio, sin embargo, la Fiscalía ya no llevaría la fortaleza jurídica del primer juicio, porque esas piezas de convicción fueron claves para lograr la culpabilidad de estos guatemaltecos”, apuntó Rosales.
El hecho sucedió en 2004, cuando el furgón donde venía la droga fue abandonado en el puesto fronterizo Las Manos y luego trasladado a la Dirección General de Aduanas en Managua. Fue ahí donde las autoridades lograron detectar 163 kilos de cocaína, además de encontrar dinero y joyas que venían en el cabezal del camión, lo que luego llevó a la captura de las personas que llegaron a reclamar el vehículo.
“Mandaron a devolver el camión, unas joyas y otros objetos que se ocuparon, y espero, porque no tengo a mano la resolución, que no hayan mandado a devolver la droga, ¿verdad?, porque ya sería como el colmo”, expresó Rosales.
Rosales señaló que hubo reprogramación varias veces del juicio oral y público como una estrategia de la defensa para atrasar el proceso. “El argumento de la defensa fue que el acusado estaba detenido ilegalmente, pero de acuerdo con el Código Procesal Penal (CPP) todo retraso de un juicio por culpa de la defensa no afecta el cómputo del mismo”, indicó.

Indignación y frustración
Rosales dijo que las autoridades de la Fiscalía se sienten indignadas con esta resolución después que lograron una sentencia de culpabilidad por la jueza Adela Cardoza. “Para nosotros fue una gran sorpresa que el Tribunal de Apelaciones resolviera de esa manera, porque el trabajo que hacemos en relación al narcotráfico es muy fuerte e implica mucho sacrificio”, apuntó.
Por su parte, el jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionado Alonso Sevilla, lamentó que, aun con todas las pruebas en la mano, las autoridades no sancionen a las personas que no cumplen con la ley.
“Cuando logramos la detención de personas con las pruebas evidentes, siempre tenemos la esperanza de que estas personas sean condenadas, por lo tanto, lamentamos que no haya habido una sanción que corresponda con el delito que cometieron y esperamos que en los próximos casos no pase lo mismo”, dijo Sevilla.
No es primera vez
No es la primera ocasión en que los magistrados del Poder Judicial liberan a personas acusadas de narcotráfico, siendo uno de los delitos más graves en el actuar delictivo a nivel internacional. “Hay otros casos que efectivamente los han dejado en libertad y como policías sufrimos una frustración, porque todo el trabajo que se hace (es arduo), y que no se logre el objetivo de condenar a quienes delinquen es bastante lamentable”, sostuvo Sevilla.