Nacional

Anpdh ofrece ayuda legal a quienes perdieron ojos


Máximo Rugama

Corresponsal Estelí
El equipo de abogados de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Anpdh, acompañará en la demanda que realizarán en los próximos días, los familiares de las personas que perdieron la visión de uno de sus ojos, luego de resultar infectados después de ser intervenidas por médicos de la brigada médica norteamericana “Manos que ayudan”.
Roberto Petray, coordinador de la Anpdh en Estelí, afirmó que es evidente la negligencia de las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa.
El asesor legal explicó que existe el argumento de que se trata de una contaminación por bacterias en el quirófano, sin embargo, “eso no tiene fundamento alguno, porque las cirugías continúan realizándose en los mismos y los pacientes no han sufrido complicaciones”.
Argumentó que doce personas, prácticamente quedaron ciegas, y la Constitución es clara. En ese sentido, el gobierno debe proteger a los ciudadanos, y la Ley 423 (Ley General de Salud) establece sanciones graves para los médicos que por una omisión, negligencia o por otra razón afecten la vida de un ciudadano. “Dejarlo ciego es atentar contra la existencia de un ser, y nosotros vamos a acompañarlos en esta situación porque varios de sus familiares nos lo han pedido”, aseguró.
Aunque no fue la causa de la infección, la brigada distribuyó medicamentos vencidos a los ancianos que fueron operados. Dijo que Anpdh se reunirá con el delegado del Minsa en Estelí y buscará a las autoridades nacionales, “porque es evidente la irresponsabilidad de quienes practicaron las operaciones”, insistió.
Criticó que esos médicos (los de las brigadas) en Estados Unidos caminan bien arreglados de “saco y corbata”, y aquí a Nicaragua llegan de chinelas y pantalones cortos (short) explicó.
Sea lo que fuere, explicó, hubo irresponsabilidad del Minsa, porque debieron dejar al menos dos o tres días internadas en el hospital a esas personas, para evitar que se expusieran al aire, sol y la lluvia, acotó.
El Obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, quien también es una de las autoridades de la Anpdh, afirmó que siguen con atención el desarrollo de las investigaciones.
“Esperamos que el Ministerio de Salud actúe con responsabilidad, y en todo caso pueda resarcir los daños que sufrieron las personas afectadas”, dijo el religioso.
Detalló que es obvio que hubo negligencia, y que alguien debe responder por la misma.
Aún se esperan los resultados de la auditoría que lleva a cabo una comisión del Ministerio de Salud, pero una vez que sea pública la misma, procederán a la demanda para lograr una indemnización monetaria a los afectados.