Nacional

Condoleezza al ataque


* En nombre del gobierno de Estados Unidos demanda “una transición que abra el paso rápidamente a elecciones”
* Cuba pide a Washington respete por sus instituciones y descalifica declaraciones de la Rice
* Consigna en Cuba “Raúl al timón y Fidel en recuperación” y en Miami, “actuar protegidos por el llamado de Bush”
++++
WASHINGTON /AFP
La secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice alentó este viernes a la comunidad internacional a presionar por una transición que abra el paso “rápidamente a elecciones multipartidistas” en Cuba, en un mensaje de apoyo a los cubanos emitido por radio y televisión.
“Estados Unidos alienta a todas las naciones democráticas a juntarse para pedir la liberación de los prisioneros políticos, la restauración de sus libertades fundamentales y una transición que conduzca rápidamente a elecciones multipartidistas en Cuba”, afirmó Rice, en un discurso difundido por radio y TV Martí, un medio financiado por su país para transmitir informaciones a la isla.
La jefa de la diplomacia estadounidense habló directamente a los cubanos por primera vez desde el anuncio el pasado lunes de que el presidente Fidel Castro entregaba provisionalmente el poder por razones de salud a su hermano Raúl, quien todavía no hizo ninguna aparición pública.
Con su llamado a la comunidad internacional, la secretaria de Estado se dirigió implícitamente a democracias que mantienen relaciones económicas y políticas con La Habana, como los países europeos y latinoamericanos.
“Estaremos con ustedes para garantizar sus derechos, o sea hablar como quieran, pensar como les agrada, practicar una religión como lo deseen, y elegir a sus dirigentes, libre y equitativamente en elecciones democráticas”, agregó Rice en sus primeras declaraciones públicas sobre Cuba desde el lunes.
“Estados Unidos respeta sus aspiraciones como ciudadanos soberanos”, agregó, un día después que el propio presidente George W. Bush llamara a los cubanos a “actuar por un cambio democrático en su isla”, rompiendo el silencio que mantenía desde la entrega del poder en el país vecino.
Al igual que el mandatario, la jefa de la diplomacia norteamericana instó a los cubanos a no abandonar la isla y a actuar “por un cambio positivo” en su propio país, reflejando una vez más el temor de Washington de que un periodo de inestabilidad en la isla origine un éxodo masivo de refugiados.
En una entrevista con MSNBC, Rice aseguró además que “la transición está en camino” en el país vecino.
Washington “cambia de tono”
El Gobierno estadounidense cambió el tono de sus declaraciones sobre Cuba después de la prudencia manifestada en los primeros días, cuando se limitó a asegurar que “vigilaba” la situación y a ofrecer su ayuda a los cubanos en caso de que optaran por una transición democrática.
Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, desestimó las “absurdas” denuncias cubanas de una eventual invasión norteamericana de la isla aprovechando la ausencia del poder de Castro, su principal rival en la región durante casi medio siglo. “Estados Unidos absolutamente no tiene planes de invadir Cuba”, aseguró el vocero en Crawford (Texas, sur), donde el presidente Bush inició sus vacaciones.
Las autoridades cubanas, alegando que el quebranto de salud de Castro podría ser aprovechado por Washington, han tomado previsiones militares, reforzando los controles y vigilancia en los aeropuertos, las costas y movilizando las brigadas y Comités de Defensa de la Revolución.
“Los cubanos van a determinar su destino, de lo que ellos han estado privados durante la dictadura de Fidel Castro, y esperamos que serán capaces de disfrutar las libertades que ellos claramente desean”, aseguró Snow.
Cuba pide respeto a institucionalidad
El ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto, exigió este viernes a Washington que respete la institucionalidad en la isla, al tiempo que descalificó, de antemano, el mensaje al pueblo cubano de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice.
“El gobierno de Estados Unidos tiene que respetar la institucionalidad de este país, que se ha mostrado funcionando con total solidez, dijo el ministro al ser consultado por la prensa sobre los pronunciamientos del presidente George W. Bush y otros funcionarios de Washington.
“Condoleezza es una de las que dirige la llamada comisión para una Cuba libre, yo creo que todos estos mensajes, como el de Bush (el jueves) instando a los cubanos a que lleven a cabo una transición, son pura retórica para Miami”, subrayó Prieto, quien emitió su declaración cuando aún no había trascendido el mensaje de Rice.
Prieto añadió que “Condoleezza sabe perfectamente (...) que nadie va a escuchar en Cuba un mensaje que venga de una funcionaria de un gobierno extranjero, esto no tiene ningún valor para los cubanos”.
“Raúl aparecerá”
“En su momento aparecerá (...), la gente sabe que está cumpliendo las indicaciones de Fidel”, dijo Prieto al señalar que Raúl Castro, de 75 años, y ministro de Defensa de Cuba desde 1959, “no es una persona que aparezca normalmente en los medios de comunicación” cubanos.
Sobre la salud del gobernante cubano, el ministro expresó que “no podría adelantar nada”, y agregó: “Recuerden su último mensaje (de Castro)”, cuando expresó que su “estado de salud tiene que ver con la defensa del país, que es un secreto de Estado”, acotó.
No obstante, advirtió que “hay que estar atento a Miami (principal asiento del anticastrismo), hay que estar atento a las provocaciones, a la presión que ejerce Miami sobre el gobierno de Estados Unidos”.
El ministro negó enérgicamente que en su país exista “un clima de incertidumbre”, y dijo que, por el contrario, “el país está en un estado de total normalidad”. “La gente está preocupada, deseosa de saber más del estado de salud de Fidel, pero “no hay nada que tenga que ver con irregularidad”, acotó.
Cuba “lista para el ataque”
Cuba rechazó el llamado de Washington a un cambio democrático y se declara lista para enfrentar un ataque militar con Raúl Castro “firme al timón”, que sigue sin aparecer en público a cuatro días de recibir el poder de su hermano Fidel, en recuperación “satisfactoria” según el gobierno.
“Fidel fue sometido a una operación quirúrgica de la cual se recupera satisfactoriamente”, declaró el ministro de Salud cubano José Ramón Balaguer, en Guatemala, durante una visita que realiza a Alta Verapaz, 270 km al norte de la capital.
Esta declaración es la primera desde que el miércoles el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, afirmó que Castro, quien cumplirá 80 años el 13 de agosto, estaba “perfectamente consciente”.
Aunque el país sigue en normalidad, alegando que el quebranto de salud de Castro podría ser aprovechado por Estados Unidos para invadir o agredir a la isla las autoridades han tomado previsiones militares, reforzado los controles y vigilancia en los aeropuertos, las costas y movilizado las brigadas y Comités de Defensa de la Revolución.
La ausencia de Raúl Castro en la escena pública sigue alimentando especulaciones sobre la situación actual y futura de la isla. En algunas calles y centros de trabajo tienen lugar actos de “reafirmación revolucionaria”; en tanto que los medios locales, bajo control del Estado, publican artículos y reseñas históricas sobre Raúl Castro, y mensajes que hacen votos por la salud del máximo líder.
“Los cubanos estamos preparados para la defensa, lo ha dicho Fidel Castro en su proclama al pueblo y ahí está Raúl, firme al timón de la nación, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que no son más que el propio pueblo uniformado”, sentenció el diario oficial Granma.
Los argumentos oficiales se reforzaron con los llamados de Washington a un “cambio democrático” en la isla y del exilio cubano en Miami a alzamientos internos. “Vamos a apoyar sus esfuerzos por crear un gobierno de transición en Cuba comprometido con la democracia y vamos a tomar nota de quienes obstruyan su deseo de una Cuba libre desde el régimen actual”, dijo Bush al romper el jueves el silencio que había mantenido sobre la situación en la isla.
Exiliados aplauden llamado de Bush
Líderes del exilio cubano en Miami apoyaron los llamados hechos por el presidente George W. Bush a “actuar por un cambio democrático” en la isla en momentos de enfermedad del presidente Fidel Castro, y dijeron que si lo hacen serán “protegidos” por Estados Unidos.
Con Fidel Castro convaleciente tras una operación que lo indujo a traspasar el mando provisionalmente a su hermano Raúl, el exilio cubano de Miami ha multiplicado sus llamados por un alzamiento dentro de la isla, viendo condiciones para alcanzar un cambio político por primera vez en casi 48 años.
“Éste es sólo el comienzo”, dijo a la AFP Camila Ruiz, portavoz de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), la mayor organización del exilio en Miami. “Nunca estamos conformes con nada hasta que eso (el gobierno de Fidel Castro) se termine allá, pero yo pienso que van a seguir anunciando nuevos pasos”, agregó la portavoz, cuyo grupo llamó esta semana a un alzamiento militar o civil contra el régimen de Castro, que dé paso a un gobierno de transición.
En vista de tales señales, Francisco Aruca, comentarista radial y exiliado disidente, advirtió contra llamados como los de Bush y sostuvo que pueden crear una “situación trágica” en la isla.
“Mi temor”, dijo Aruca, es que el gobierno “les haga caso a algunos de sus aliados aquí en Miami, que desconocen lo que está pasando en Cuba, desconocen la realidad cubana, tienen una agenda estrecha que quieren lograr desde hace 50 años, y a raíz de esa situación terminemos creando una situación trágica”.