Nacional

Omar Cabezas entrega documentos a Contraloría


Tania Sirias

El procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, presentó al contralor Luis Ángel Montenegro la documentación sobre los ingresos y egresos de esta institución del Estado. Montenegro señaló que aún quedan algunos informes oficiales que entregar, ya que así lo manda la Ley Orgánica de la Contraloría.
Cabezas comentó que hasta la fecha no había recibido una comunicación formal sobre la decisión de realizar esta auditoría. “Me di cuenta a través de los medios de comunicación, ya que todavía no nos llega un aviso donde se nos informe sobre esta disposición, es por eso que pedimos esta reunión para expresarles nuestra satisfacción sobre esta auditoría”, dijo.
El Procurador presentó copias de las auditorías realizadas por Save The Children y de la cooperación internacional, sin embargo, las cuentas que serán auditadas son fondos correspondientes al presupuesto del Estado.
Cabezas se presentó en la Contraloría acompañado de los procuradores especiales de la Niñez, de las Personas con Discapacidad y de las Personas Privadas de Libertad, además del administrador de la institución.
Además indicó que “las puertas de esta institución están abiertas a esta auditoría y he girado instrucciones para que se pongan a disposición de los auditores, así se acabarán los malos comentarios que provocan daño en esta institución”, dijo Cabezas.
“Hay señalamientos”
Por su parte, Montenegro afirmó que esta auditoría fue autorizada por el Consejo de Contralores de forma unánime el 27 de julio. Con esta revisión se determinará el manejo correcto o incorrecto de los recursos que ha venido operando el procurador Cabezas”, dijo.
Agregó que “hoy (ayer) no nos ha reportado los informes oficiales tal como lo manda la Ley Orgánica de la Contraloría, lo cual es una de las responsabilidades del auditor interno.”
Montenegro señaló que cada vez que hay señalamientos, ya sea de naturaleza externa o interna, el auditor expone su trabajo de auditoría y lo reporta al Consejo de Contralores, donde se decide si amerita o no una auditoría.
“Dado que en la Procuraduría de Derechos Humanos se han dado señalamientos, despidos de trabajadores producto de una reorganización, el pago de las vacaciones que se dieron en un tiempo determinado, más el auditor de manera insólita vino a solicitar que se practique una auditoría, se tomó la decisión de hacer esta revisión”, expresó Montenegro.