Nacional

Aldo Díaz: “Es peligroso crear ambiente de transición para agredir a Cuba”


Eloisa Ibarra

El historiador y ex diplomático Aldo Díaz Lacayo cree que con la crisis surgida en Cuba, por la enfermad de Fidel Castro, Estados Unidos aumentará su presión contra el FLSN, en el proceso electoral, ante la probabilidad de un triunfo que significaría el rompimiento del esquema de dominación en Centroamérica que presume la unidad con el sur.
Lacayo considera que, las cadenas de televisión de Estados Unidos, tratan de crear un ambiente internacional a favor de lo que llaman transición, bajo el concepto de cambio de un gobierno revolucionario a un democrático en el sentido occidental.
Es peligroso el ambiente de transición que desean crear para justificar cualquier agresión a Cuba, directamente o por interpósita persona, en lo que ellos llaman “la profecía autocumplida”, y eso, dice Lacayo, es terrible, porque se daría en un momento de crisis universal que mantiene al mundo en vilo, por una actividad bélica cotidiana en casi todo Medio Oriente, que involucra directa o indirectamente a la Unión Europea, y que América Latina ha estado al margen, desde el punto de vista de la agresión directa.
Castro lo advierte en el comunicado, porque una actividad para propiciar la transición que desea Estados Unidos, pondría en una tensión máxima a América Latina, pues inmediatamente tiene como corolario una acción contra Venezuela, Bolivia, Argentina, Uruguay, Lula, Chile, contra la nueva geopolítica sudamericana cimentada en el desarrollo regional, en el respeto a la soberanía nacional de las distintas naciones del Mercosur, y en el poder energético de Venezuela, analiza Lacayo.
El analista estima que en Nicaragua la crisis por la enfermedad de Castro provocará una mayor presión de Estados Unidos sobre el FSLN. “Me daría pena, ajena, que en los países donde gobierna la derecha, como es el caso de Nicaragua, los gobiernos se asocien a esta actitud norteamericana de propiciar una transición político ideológica en Cuba”.
Lacayo resalta que Castro le da al final del comunicado el nombre de “Proclama”, que es una alocución política o militar. Esto significa que le da una orientación política y militar y encarga a los órganos del partido y designa para los distintos cargos al segundo a bordo, de conformidad con la Constitución. Igual con los tres programas principales que dirigía.
Para Lacayo, Castro tiene tanta confianza en los resultados positivos, que da por sentado que esto es un período de transición, no en el sentido de Estados Unidos, sino que provisional, y por eso convoca a la celebración de su cumpleaños y el 50 aniversario del desembarco del Granma, el dos de diciembre.
Fidel es una figura histórica no sólo en Cuba y América, sino en el mundo, globalmente hablando, porque lo fue en tiempos del socialismo real, lo es ahora, lo fue en el momento de la liberación de la mayoría de los países africanos, y lo sigue siendo en América Latina.