Nacional

Se desploma tarima y vapulean a alto militar

* Cruz Roja reporta 117 atenciones, entre ellas 26 heridos con armas cortopunzantes * Colapso de andamio dejó a tres jóvenes lesionadas, y presuntos escoltas apalearon a teniente coronel y huyeron

María Haydée Brenes

La relativa calma con la cual se venía dando la festividad de Santo Domingo se rompió durante el desfile hípico a eso de las cinco treinta de la tarde, cuando el segundo piso de la tarima de una compañía cervecera colapsó, dejando a tres jóvenes prácticamente aplastadas y decenas de lesionados.
De acuerdo con los miembros de la Dirección General de Bomberos, quienes se encargaron del rescate, la estructura no estaba bien construida, de forma que cuando las personas se ubicaron en el segundo piso la misma no soporto el peso y se derrumbó.
Ana González, de 24 años, quien fue remitida al Hospital “Manolo Morales”, señaló aún desorientada que al caer el segundo piso de la tarima quedó prensada, y un tubo metálico le golpeó el cuello y la cabeza.
En la sala de radiografías del centro asistencial reportaron que tenía diversas fracturas y esto le provocaba dificultad para respirar. Las otras dos jóvenes lesionadas fueron trasladadas a hospitales privados.
26 heridos con armas cortopunzantes
Antes de ese suceso, la Cruz Roja Nicaragüense, por medio de su divulgadora Maryelizabeth Romero, detalló en su informe preliminar que los miembros de este grupo de socorro brindaron 117 servicios: durante la procesión 97 y 19 en el desfile hípico, entre los que destacan 26 heridos con armas cortopunzantes, cuatro quemaduras en primer grado, una quemadura en segundo grado, dos insolaciones, ocho hipertensiones, seis hipotensiones o bajas de azúcar, cuatro fracturas y once traslados a centros hospitalarios.
“Éste es un dato preliminar, consideramos que puede continuar el ascenso de casos en horas de la noche, debido a la ingesta de licor y a algunas fiestas que se dan, pero por ahora consideramos que se dio una considerable disminución en cuanto a los servicios de primeros auxilios que se prestaron el año pasado, los cuales sobrepasaron los 140”, afirmó Romero.
Escoltas vapulean a teniente coronel
También en el sector de Las Piedrecitas se reportó que supuestos escoltas que se trasladaban en la camioneta negra, placas 211 899, golpearon a un teniente coronel del Ejército de Nicaragua, y por consejo del oficial de Policía con la chapa número 9760, se marcharon del lugar ante la evidente molestia de los transeúntes y vecinos.
37 detenidos
La oficina de Divulgación y Prensa de la delegación policial de Managua, reportó en su informe preliminar dado a conocer a las siete de la noche, que hubo 37 detenidos por faltas, lesiones y hurtos.
Durante la actividad se ocuparon diversos objetos, entre los que destacan dos bicicletas, un machete, un verduguillo, una bolsita de marihuana, una mochila, un cable eléctrico, un amplificador, y varias docenas de cohetes que eran vendidos sin autorización o manipulados por personas en estado de ebriedad.
Baile, licor y desorden
La diminuta figura de Santo Domingo de Guzmán, inició su tradicional “bajada” a Managua, y salió de Las Sierritas un poco después de las siete de la mañana.
Como ha sido una característica, desde temprano salieron a relucir el licor, los pleitos y los borrachos que quedaban tendidos en las cunetas.
En varias ocasiones, durante el trayecto, el cordón de seguridad de los antimotines para proteger la imagen y a los cargadores, corrió el riesgo de ser roto, sobre todo al salir de la rotonda Centroamérica, pero la Policía pudo más que el desorden provocado por personas alcoholizadas.
El cardenal Miguel Obando y Bravo aprovechó para hacer un llamado a los capitalinos a fin de que respeten a los promesantes y que pongan en práctica un verdadero fervor religioso.
Ante los señalamientos por el alto nivel de prácticas paganas en las fiestas religiosas, el Cardenal dijo: “Hay que tener en cuenta que hay gente que viene a las fiestas de Santo Domingo con fe, a agradecerle algún favor, hay otros que vienen a una fiesta y se toman sus traguitos”.
El cardenal Obando citó las palabras de San Pedro: “Revístanse de las armas de la luz: nada de borracheras, nada de comilonas, nada de lujurias”. Ojalá los participantes, el diez de agosto tomen en cuenta ese mensaje.
Desde la silla
Juana Francisca Villalta, la popular “Chica Vaca”, ahora en silla de ruedas debido a una lesión sufrida en una de sus piernas hace cinco meses, dijo que cumplió ayer 71 años de bailarle a “minguito”, aunque lo hizo montada en la tina de una camioneta.
"Desde hace 18 años vengo a pagarle la promesa a Santo Domingo por haber sanado a mis dos hijos que han estado graves en diferentes ocasiones”, contó por su parte doña María Treminio, del barrio La Primavera.
La tradicional celebración que se realiza desde 1884, este año cumple 122 años. La imagen de “Minguito” --de unos 18 centímetros de altura-- permanecerá en la capital por diez días.
El diputado José Figueroa, mayordomo de las fiestas de San Judas (donde se hicieron los preparativos para el recibimiento de Santo Domingo) algo que hacía el fallecido torólogo Lisímaco Chávez, agradeció a los capitalinos y patrocinadores por el éxito que hubo en las celebraciones de esta fiesta.
Figueroa dijo que como mayordomo retomó la tradición de Lisímaco, así como su familia, porque estuvo en todas las actividades como fue la vela del barco en Gancho de Caminos.
Dijo que el 4 de agosto, por primera vez dentro de esta tradición de los capitalinos, habrá un hípico impulsado por el mayordomo con todos los hípicos de Managua.

(Colaboración de Tania Sirias y Edgard Barberena)