Nacional

Sin mapeo no hay desarrollo

* Se levantan edificaciones exactamente donde sabemos que están los mayores reservorios de agua para la capital

Edwin Sánchez

Ninguna planificación que nos pueda llevar a un verdadero desarrollo, se podrá lograr si los que gobiernan o los que se postulan para administrar el país los próximos cinco años, desconocen el territorio de que disponen, sobre todo cuando apenas el 15 por ciento del mismo está mapeado geológicamente, advirtió un directivo de la Asociación Nacional de Geólogos y Profesiones Afines, ANGPA.
Hay un desconocimiento total del 85 por ciento del territorio nicaragüense, no sabemos con qué contamos, expresó el doctor William Martínez. “Ningún gobierno ni los que quieren llegar, han hablado de cómo van a impulsar el desarrollo del cual ya hablan, cuando se desconoce casi en su totalidad el país”.
Precisó que de ese 15 por ciento del territorio que está mapeado geológicamente, hay mucha incertidumbre, porque se hizo de 1968 hasta 1972, con asistencia de la desaparecida Organización de Estados Centroamericanos, Odeca. Es decir, ahora hay mejores técnicas con mayor precisión, y habría que revisarlo.
Ni siquiera se conoce a ciencia cierta cómo están los terrenos en la misma capital, a juzgar por el “boom” de las urbanizaciones, y donde se observa una plena anarquía. Durante la misma construcción del paso a desnivel no se conocía dónde estaban los tubos.
Si acaso se hicieron algunos estudios, apenas son ápices. Es decir, en total no se llega a conocer ni unos 20 mil kilómetros de territorio en Nicaragua. Así, dijo, se levantan edificaciones exactamente donde sabemos que están los mayores reservorios de agua para la capital.
¿De qué aprovecha el mapeo?
El mapeo geológico es la base fundamental para la planificación urbana y rural. Esto incluye el impulso del desarrollo ordenado: conocer dónde están tus recursos de agua; dónde disponer los desechos para no contaminar; dónde se encuentran los recursos minerales, dónde los energéticos.
Así, se podrá saber a ciencia cierta lo que existe, y monitorear los cambios que son inducidos por el desarrollo humano para ir corrigiéndolos. Si no se conoce el terreno que se pisa, no se puede evaluar si una obra significa pan para hoy y hambre para mañana. Esto nunca contribuirá a que un país despegue.
Martínez indicó que si se tuviera conocimiento del territorio, se podría prever si los golpes del oleaje en Occidente, producto de la oscilación en el océano --un fenómeno llamado Seiches, provocado por fenómenos meteóricos--, causarán daños.
Playas se recortan
El especialista reveló que normalmente en la corteza terrestre siempre se da un levantamiento y un hundimiento, y esto hace que los continentes estén emergidos en relación con las cuencas oceánicas. Explicó que si no, con el desgaste de la erosión y el proceso de los ríos, la tierra sería una bola de billar, por eso hay valles, llanuras, colinas.
Martínez, en ese orden, dijo que hay un hundimiento desde Puerto Sandino hasta Punta Ñata, y un levantamiento que va de Puerto Sandino hasta la Bahía de Salinas. Si se conoce que hay un oleaje como el que se anunció hace unos días, se debe tomar en cuenta este proceso, que ha devenido en que las costas de Occidente sean más bajas, pero no hay medición, no se conoce nada, sólo la gente natural del lugar llega a la conclusión, por ejemplo, de que hay playas que se han recortado.
Precisó que no se tiene presente que para el verdadero desarrollo, que la solución de todo problema nacional pasa por el conocimiento del territorio.
Asimismo, señaló que sin una precisión de lo que se cuenta, no se sabe de nuestros recursos energéticos, en qué condiciones están, su naturaleza en sí, por lo cual se opta por lo más fácil: regalar estos recursos para que los exploten, no importa que el país siga dependiente.
La ignorancia de un Ministro
Manifestó que es ridículo, porque además demuestra ignorancia, que el presidente del Consejo de Dirección del INE, con rango de ministro, David Castillo, salga con que la inversión en la geotermia --para justificar las concesiones-- sea de más alto riesgo que la exploración de petróleo.
Los estudios y la experiencia mundial demuestran que, en geotermia, pozo perforado es pozo con vapor, mientras que en petróleo, de mil excavaciones, quizás una sea la potencialmente explotable.
Lo lamentable es que así se maneja la burocracia en Nicaragua, y así un país no puede obtener su desarrollo.
¿Cómo haremos un buen manejo ambiental si no conocemos nuestro territorio?, preguntó. La solución real de la problemática del país, en áreas como salud, educación, prevención y mitigación, necesariamente pasa por conocer literalmente centímetro a centímetro nuestro territorio.