Nacional

Imagen de Santiago urge su pedestal

T Estaba en el Hospital Regional y una enferma mental la destruyó en seis pedazos T Doña Lylha Aguilar solicitó llevar las piezas para restaurarla T Católicos jinotepinos se quejan del irrespeto a la otra imagen que ingresaron al hospital en una camilla

María Haydée Brenes

Jinotepe, Carazo -Hablar de Santiago es hablar de Jinotepe, y hablar de Jinotepe es hablar de Santiago, expresa la señora Lylha Aguilar, ex alcaldesa de esa localidad, quien solicita apoyo para devolver la imagen restaurada de un triunfante Santiago a caballo al hospital regional que lleva ese mismo nombre.
Como muchas piezas ubicadas en sitios públicos, esta imagen venerada por los jinotepinos fue víctima de un acto vandálico por parte de una persona enferma mental en el hospital Santiago años atrás, quien con un palo quebró la imagen en seis pedazos.
“Fue doloroso ver la imagen de Santiago echa pedazos, entonces, para evitar que la tiraran, hice una carta al director del hospital en ese entonces, para que me autorizara a llevarla a reparar, él me autorizó, y en ese proceso se encuentra, sin embargo, estoy esperando que pasen las fiestas patronales para reunir a un grupo de personas, formar un comité y colectar fondos para construirle un pedestal con unas columnas y vidrios, donde la gente pueda venerarlo y él se encuentre protegido”, señaló la señora Aguilar.
En una mesa
Y es que la imagen que tenia más de cuarenta años de estar en el Hospital Regional no tenía un sitio especial, sino que se encontraba ubicada en una mesa, recuerda el señor Juan Ramón Rodríguez, conocido como “Nono”.
“Es una imagen hermosa, no fue elaborada aquí. Tenía un acabado muy fino, pero no sé quién la habrá donado. Estuvo muchos años sobre esa mesa, y la verdad es que se merece un buen lugar”, destacó el señor Rodríguez.
También Rodríguez manifestó que este año algunas personas se incomodaron porque la imagen de Santiago grande fue llevada en procesión al hospital, y para ingresarla lo montaron en una camilla.
“A la gente no le gustó, porque fue como si entrara desvalido, y él está triunfante, y así debe ingresar siempre a los lugares. A sus priostes (cuidadores) no les gustó mucho al parecer, y a los devotos tampoco”, dijo Rodríguez.