Nacional

¿Quién controla brigadas y donaciones vencidas?


El procurador especial de Participación Ciudadana, Sixto Ulloa, afirmó ayer que brindarán la asesoría legal necesaria a los familiares de los humildes ancianos que resultaron afectados con la pérdida de los ojos, luego que la brigada médica norteamericana “Manos que Ayudan” realizara una jornada quirúrgica en Estelí que les dejó daños irreparables en la vista.
“Como nicaragüenses aplaudimos el gesto de la brigada norteamericana que vino a aliviar problemas de cataratas, pero se cometió un error de normas higiénicas y de salud en el quirófano, causando daño en estas personas humildes”, señaló el Procurador Especial.
Además, afirmó que como Procuraduría de Derechos Humanos acompañarán a las víctimas y a sus familiares para que el Ministerio de Salud responda con un informe científico y sin tratar de ocultar lo que realmente ocurrió.
“Estas personas sobrevivían a través de un oficio, pero ahora sin visión caen en mayor desgracia. Conocemos de algunos familiares que piensan demandar al Ministerio de Salud, ya que algunos de los perjudicados mantienen hasta cinco hijos, es por ello que vamos a brindarles todo nuestro apoyo”, reiteró Ulloa.
No obstante, primero tendrán que recopilar la mayor cantidad de información necesaria, hablando con los pacientes, familiares y los médicos del Hospital San Juan de Dios de Estelí, donde se practicaron las cirugías para luego proceder a la demanda, y de cierto modo, resarcir el daño causado a estas familias.
Red de Consumidores: “Minsa es el responsable”
Mientras tanto, Gonzalo Salgado, coordinador técnico de la Red de Defensa de los Consumidores, señaló que la responsabilidad de la tragedia la tiene el Minsa.
“Hay que recordar que este tipo de actividades las realizan en un contexto electoral, y el Minsa no tiene control al respecto, porque no revisan a conciencia qué traen y a qué vienen estas brigadas”.
Afirmó que no existe garantía alguna, ni para los consumidores, ni para los pacientes, pues, al país entran toneladas de alimentos y medicamentos vencidos o con fechas próximas a expirar, y no existe institución que supervise estas “donaciones”.
“Los medicamentos y alimentos que traen estas brigadas se venden sin control en el Mercado Oriental, y no hay institución alguna que inspeccione la calidad de este tipo de productos”, indicó.
Igual ocurre con empresas como Coprosa, que introducen al país medicamentos y alimentos que están cerca de vencer, y tampoco son regulados por las autoridades correspondientes, aseveró el miembro de la Red del Consumidor.
“Esperamos que el Minsa asuma, y que más allá de la atención médica que pueda brindar, garanticen algún tipo de pensión para los pacientes afectados, porque aunque son ancianos, muchos de ellos son jefes de familia”, agregó.
También hizo un llamado a las autoridades del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, para que los alimentos y medicinas no sólo sean recibidas y aceptadas, sino que tomen en cuenta las normas de control, regulación e higiene para aceptarlas.
No es cuestión, agregó, de que te sacó el ojo y te vas a tu casa, deben dar seguimiento a quienes ya les extirparon el ojo, y buscarles alguna pensión que les garantice un ingreso a ellos y a su familia.
Minsa: “Seguimos investigando”
El doctor Israel Kontorovsky, Vicetitular de Salud, afirmó a EL NUEVO DIARIO que se mantiene la disposición de revisar todos los casos, incluyendo, a quienes no han mostrado malestar alguno.
Dijo que todas las personas operadas por la brigada ya están localizadas y van a ser referidas en grupos al Centro Nacional de Oftalmología, donde aún se encuentran analizando a cuatro pacientes más para practicarles una posible extirpación de su ojo.
“Estamos instruyendo a los funcionarios a los que le corresponde la normación y regulación, más atención en los currículos y mayor vigilancia, y a los directores de hospitales y Silais del país que reciben a estas brigadas”, concluyó el funcionario.