Nacional

Prisión a acusado de maltrato intrafamiliar


Ernesto García

El juez Segundo Penal de Audiencia, José Luis Araica, le “clavó” la prisión preventiva a Gil Efraín Bermúdez Basset, acusado por la presunta autoría de los delitos de homicidio frustrado y lesiones psicológicas en perjuicio de su esposa y sus cuatro hijos.
“En vista de que las pruebas presentadas por el Ministerio Público prestan méritos suficientes para tener acreditado en grado de probabilidad la participación del acusado en el hecho punible que se le imputa, se deja impuesta la medida de prisión preventiva”.
Así dice en su parte medular la decisión tomada por el juez Segundo Penal de Audiencia, quien también programó para el próximo 4 de agosto la audiencia inicial, donde se establecerá la fecha del juicio oral y público en el que un tribunal de jurado decidirá la inocencia o culpabilidad de Bermúdez.
Durante la audiencia preliminar, la representante del Ministerio Público, la fiscal auxiliar Edith Tuckler, señaló que Bermúdez la última vez que agredió a su esposa, Zoraida Traña Rodríguez, fue el pasado domingo. cuando ésta se encontraba dormida.
De esa cruel golpiza todavía son visibles las huellas, que se reflejan a través de hematomas en el brazo derecho y excoriaciones en el cuello que le dejó el mecate con que Bermúdez intentó ahorcar a su esposa, según refiere la acusación de la Fiscalía.
La fiscal Tuckler, durante la audiencia preliminar, aseguró al juez Araica tener las pruebas suficientes para demostrar durante el juicio la culpabilidad del indiciado, quien hasta antes de ser aprehendido laboraba en el Banco Central de Nicaragua.
Entre las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público están los dictámenes de los forenses y psicólogos de Medicina Legal que examinaron a Zoraida Traña y a sus cuatro hijos, quienes también aparecen como víctimas de la violencia intrafamiliar a la que su padre los sometió durante varios años.
Durante la audiencia inicial, la defensa de González, ejercida de oficio por el abogado Yamil Garay Mendoza, únicamente alegó que la medida de prisión preventiva para su representado es desproporcionada, y por el contrario propuso medidas alternas como el arresto domiciliar, la retención migratoria y la presentación periódica ante el juez, sin embargo esta petición fue rechazada.