Nacional

Crueldad con ancianos

* Efectivamente, se aplicaron medicamentos vencidos que donó la brigada, pero se investiga a fondo si fue la causa principal de la tragedia * Queda al descubierto vulnerabilidad de los pacientes ante esas “manos que ayudan” * Continúan apareciendo más afectados y se retoma caso de niño que murió después que lo operaron de labio leporino

Las autoridades del Ministerio de Salud investigan las causas que provocaron que un grupo de 35 ancianos que fueron operados por la brigada médica estadounidense “Manos que Ayudan”, hayan resultados infectados, y que al menos ocho de ellos perdieran uno de sus ojos.
El uso de antibióticos vencidos que fueron donados por la brigada es una de las posibles causas del desarrollo de una infección en 17 ancianos que fueron operados de catarata por un oftalmólogo de la misma brigada.
El oftalmólogo norteamericano es el doctor George Birenbaum, quien por medio de una carta dirigida a las autoridades del Minsa pidió más información de la situación para tratar de encontrar una solución a la tragedia.
Comprueban vencimiento
Aunque el Ministerio de Salud no lo confirmó como la causa de la tragedia, sí reconoció que había medicamento vencido dentro del lote que la brigada entregó como donativo una vez realizadas las operaciones.
“Hubo medicamento vencido, efectivamente, una de las medicinas que apareció estaba con fecha vencida. Nosotros tenemos una lucha constante con las brigadas que vienen, porque traen una cantidad increíble de medicamentos, en eso tenemos que hacer una gran labor”, dijo en rueda de prensa el doctor Norman Jirón, director de Regulación de Establecimientos de Salud del Minsa.
Afirmó que aún no pueden determinar lo que ocasionó la tragedia en los pacientes de escasos recursos que buscaban una cura a su mal. “Es difícil saber, incluso a nosotros como médicos nos cuesta saber por dónde hubo la falla. La responsabilidad se va a determinar de acuerdo con los medios que existan”.
El Minsa es la institución responsable de dar autorización a las brigadas que entran al país. “Aquí no entran sin una autorización, pero la responsabilidad penal o civil, tendrá que determinarla la justicia”, acotó el funcionario.
¿Esta misma brigada en Estelí operó a un niño de labio leporino que días después falleció? ¿qué hizo el Minsa?
“Nosotros estamos haciendo la investigación y no le puedo contestar, porque puedo afirmar cosas que no son. Se están haciendo las auditorías médicas necesarias de todos los casos”.
¿Cuándo sucedió lo del niño y por qué permitieron que la brigada continuara en el país?
No le puedo contestar eso, ya le dije y se lo repito: vamos a dar todas las explicaciones, no sé exactamente todos los procesos sobre esto.
¿Las medicinas que usaron estaban vencidas?
Esas medicinas que usaron en uno de estos pacientes estaba vencida, pero entiendan los periodistas que los antibióticos podrán evitar las infecciones, pero lo importante es que el proceso necesario de limpieza suficiente, pueda mantenerse.
¿El Minsa se aseguró que toda la medicina estaba en buen estado?
Anteayer vino una brigada y hemos pasado 24 horas... Una puede estar vencida y puede ser que el médico no se fijó que la estaba utilizando, pero todas las medicinas se revisan.
Más afectados
Otro grupo de pacientes infectados luego de las cirugías, se presentó ayer al Hospital San Juan de Dios, de Estelí, para buscar su traslado a la capital.
También un grupo de familiares de los ancianos afectados ayer se presentó al Hospital Regional San Juan de Dios, porque les anunciaron la llegada de altos funcionarios del Minsa central, pero al final no lo hicieron.
Tratamos de conocer la versión del doctor Víctor Blandón, Director del Hospital Regional San Juan de Dios, ya que los familiares de los afectados se encontraban sumamente molestos y en busca de una respuesta, pero éste se encontraba en una “reunión” y no les atendió.
El doctor Jorge Alí López, delegado del Minsa en la ciudad, señaló que se encuentran realizando las investigaciones del caso para determinar con exactitud las causas que originaron que al menos 15 de las 35 personas que fueron operadas, enfrenten fuertes dolores y hasta la pérdida de la visión.
López afirmó que la brigada médica norteamericana permaneció una semana aquí, en la cual llevaron a cabo 170 intervenciones entre cirugías plásticas, cirugías generales, ortopedia y oftalmología.
Martín Cruz, de la comunidad Tomabú, en Estelí, señaló que él fue operado por los miembros de la brigada médica. “Me dieron medicamentos oftalmológicos, los que hasta el jueves por la tarde usé, pero al conocer la situación de los demás pacientes decidí suspender el tratamiento. Algunos amigos me dijeron que estaban vencidos”.
Ahora un oftalmólogo de Estelí, le orientó que debe realizarse un ultrasonido en el ojo izquierdo. Todo el tratamiento le cuesta más de quinientos córdobas, pero el dinero le es difícil conseguirlo por ser una persona de escasos recursos.
El doctor Carlos García, quien labora en el San Juan de Dios de Estelí, por su parte, señaló que cuando llegan al país brigadas médicas, las coordinaciones las hacen directamente con el Minsa central, que ahora deberá responsabilizarse por esa situación.
“Si algún nicaragüense va a otro país, como médico, las autoridades no lo dejan tocar a un paciente si no está supervisado por otro nacional”, acotó.
Agregó que, aunque en Nicaragua no existe un Colegio de Médicos, que es tan necesario, sí se tiene la Ley General de Salud que aborda una serie de derechos o prerrogativas a los pacientes.
Recalcó que la aprobación en lo particular de una ley de colegiación médica obligará que todo galeno que llegué al país sea autorizado primero por el Colegio, y no por un Ministerio o por cuestiones políticas.
Además, cuestionó el hecho de que en el Hospital San Juan de Dios de Estelí, que es de referencia para los departamentos de Nueva Segovia, Madriz, y Estelí, y en varios casos para Matagalpa y Jinotega, sólo tengan un oftalmólogo.
“Es penoso, aquí por lo menos debe haber tres oftalmólogos. Que los paguen con todo el dinero que se dice se ha recuperado de lo que se robaron los corruptos”, dijo.
“Yo ya le sugerí al viceministro de Salud, doctor Israel Kontorovsky que compre el equipo de cirugía para oftalmología, y que además nombre a por lo menos cuatro especialistas de esa rama”, insistió.
Destacó que es importante que los pacientes conozcan sus derechos, para que de acuerdo con la Ley General de Salud y con el Código Penal, puedan resarcirles los daños.
Hay que recordar que un niño de nueve meses que iba a ser operado de labio leporino por esa brigada médica, también falleció. Las autoridades del hospital dijeron en su momento que el niño había sufrido un infarto al miocardio.
Mientras el doctor Carlos García daba esas declaraciones, se conoció que el próximo domingo llega a Estelí otra brigada médica norteamericana de ortopedia, la cual ya ha estado tres o cuatro veces en el país.
Ayer apareció otro paciente operado por los norteamericanos, quien sufrió complicación de salud. Éste es Marcelino Briones Cruz, de 66 años.
Este señor es habitante de la comunidad La Montañita, en Estelí, y destacó que después que se aplicó unas gotas le dio un tremendo dolor de cabeza y comezón en el ojo.
A este señor lo trasladaron ayer en una ambulancia de Estelí, al centro oftalmológico nacional del Minsa
Bayardo Antonio Briones Hernández, un hijo del anciano afectado, viajó junto a su padre a Managua, y lo peor, señaló, es que no tiene dinero ni para retornar en autobús a Estelí. “Esto sí que fue una vaina seria, por eso dicen que lo barato sale caro, y muy caro”, sentenció.
Según médicos del Hospital regional de Estelí, los especialistas, cuando más operaciones de este tipo hacen el número llega a cuatro por mes, pero cuando la brigada médica norteamericana llegó, realizaban doce por día, por lo que consideran que tal vez no esterilizaron bien los equipos, y que se pudo tratar de una bacteria que atacó a los pacientes.