Nacional

Niega mega base gringa en Cabo Gracias a Dios


Vladimir López

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, general Romeo Vásquez Velásquez, negó ayer que se vaya a instalar una base militar, con ayuda de Estados Unidos, en el sector fronterizo de Cabo Gracias a Dios, pero reconoció que se reforzará la unidad militar allí existente para crear un centro de abastecimiento regional en la lucha contra el terrorismo y la narcoactividad.
El general Vásquez Velásquez, quien vino a Nicaragua a participar en la XXIII Reunión Ordinaria del Comité Ejecutivo de la Conferencia de las Fuerzas Armadas de Centroamérica, CFAC, que se instaló en Managua entre el 25 y el 26 de agosto, minimizó las informaciones que revelan la construcción de una base militar en Cabo Gracias a Dios, y precisó que lo que se hará es instalar un tanque de combustible en la unidad militar que desde hace años se mantiene en esa zona fronteriza.
El jefe militar hondureño dijo que “ha habido una confusión de términos, porque no se está construyendo ninguna base en el departamento de La Mosquitia”, y aclaró de Honduras mantiene una unidad militar en la zona.
“Lo que se habló hace algún tiempo”, dijo, “era de tratar de mejorar la capacidad (operativa de esa unidad) estableciendo un tanque de combustible para mantener mejores condiciones y operar con mejor capacidad en el combate al narcotráfico, que es un plan centroamericano, y para combatir el terrorismo, que también es un plan centroamericano dentro de lo que es la CFAC”.
“Por lo tanto”, expresó, “lo que se busca es una intención, únicamente se trata de buscar cómo poner un tanque de combustible en la zona. Lo que se busca es tratar de mejorar la capacidad (operativa) para que juntos, como centroamericanos que tenemos amenazas comunes le podamos hacer frente, sobre todo al narcotráfico, así como a los movimientos de ilegales y de terrorismo que hay en la zona”.
Para superar problemas operativos
El general Vásquez Velásquez recordó que “el año recién pasado hicimos una operación entre Nicaragua, Estados Unidos y Honduras, contra narcóticos, y allí vimos la problemática que teníamos para poder abastecer a estas tropas que estaban trabajando en la zona y apoyando la lucha contra el narcotráfico”.
Aseguró que con esa intención, Honduras no está realizando ningún movimiento de tropas en las fronteras con Nicaragua: “Nosotros lo que queremos hacer es instalar un tanque de combustible, y que no lo hemos hecho todavía, porque es una simple intención y dentro de las medidas de confianza se establece que si hacemos alguna acción inmediatamente lo tenemos que informar a los países vecinos”, expresó.
“Nosotros estamos trabajando a través de las Fuerzas Armadas en una forma conjunta (los centroamericanos), prácticamente para hacerle frente a las amenazas de una forma integral. Nosotros tenemos una excelente relación de coordinación, y además hemos desarrollado excelentes relaciones de amistad con todos los miembros de las Fuerzas Armadas de nuestros países”, dijo.