Nacional

Prisión preventiva a tres “leguleyos”


Ernesto García

El juez Segundo Penal de Audiencias, José Luis Araica, “fulminó” con prisión preventiva a los tres miembros de la supuesta banda de leguleyos que venía operando desde hace varios años en los Juzgados de Managua.
Después de un largo receso que se extendió por más de una hora, el juez Araica determinó que Bismarck Alí Rivas Salgado, Jairo Antonio Pérez González y Leonidas Encarnación Vásquez, deben permanecer en prisión al menos hasta el próximo 4 de agosto, cuando se realizará la audiencia inicial.
La prisión preventiva fue otorgada por el judicial Araica a petición del Ministerio Público, representado por el fiscal auxiliar Luden Montenegro, quien le imputa a Rivas, Pérez y Velásquez, la presunta autoría de cuatro delitos.
Los delitos por los cuales acusó la Fiscalía a los presuntos leguleyos son estafa, usurpación de identidad, falsificación de documentos públicos y asociación para delinquir.
Durante la audiencia preliminar, la representación del Ministerio Público propuso como pruebas contra los imputados el testimonio de nueve personas y una constancia de la Dirección de Control de Notarios de la Corte Suprema de Justicia, donde se hace constar que ninguno de los reos es abogado.
A la audiencia preliminar también asistieron y pidieron intervención de ley, en calidad de ofendidos, la abogada Elba María Palacios y el jubilado Alberto Mendoza Rivas, quienes se declararon ofendidos por los procesados.
La abogada Palacios dijo sentirse ofendida porque Bismarck Alí Rivas Salgado ocupaba su número de carnet para andar litigando en los Juzgados de Managua desde hace unos seis años.
Alberto Mendoza dijo que Rivas, junto a Encarnación Vásquez, lo estafaron al cobrarle dos mil 500 dólares para tramitarle la libertad de su hijo Joel Mendoza, ante el Juzgado Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria.
El abogado Enrique Herrera, defensor de Alí Bismarck, en un esfuerzo por demostrar que éste es profesional del Derecho, presentó una fotocopia de un documento donde supuestamente consta que éste egresó de la Universidad Centroamericana (UCA), hace seis años, y otra constancia de que éste tramitaba su carnet de abogado ante la Corte Suprema desde noviembre de 2000.
Sin embargo, el juez Araica hizo ver que no es posible que después de haber iniciado el trámite de carnet de abogado, hace casi seis años, todavía no lo haya obtenido.
En lo que refiere a los acusados Encarnación Vásquez y Jairo Antonio Pérez, sus abogados defensores alegaron que no existe ningún documento donde éstos aparezcan haciendo las veces de abogados en un juicio.