Nacional

“A mí no me informan de chanchos, lapas o pavos reales”


Heberto Rodríguez

El ministro de Gobernación, Francisco Fiallos, deslindó responsabilidades ayer por el gran despliegue policial utilizado para buscar una lapa y un pavo real del secretario político de la Presidencia, Pedro Solórzano.
“Evidentemente, a mí no me informan de los chanchos, burros, lapas ni pavos reales que se roban todos los días”, dijo Fiallos.
En el operativo para dar con el paradero de las aves de Solórzano sólo faltó que participara el Ejército de Nicaragua. La institución policial designó oficiales de las diferentes especialidades: investigación, inteligencia, técnica canina, auxilio judicial, entre otros.
Fiallos y el primer comisionado Edwin Cordero minimizaron lo sucedido.
“Eso es asunto de todos los días, si algún ciudadano se le roba un burro, un chancho, una mula, entonces, llaman a la Policía y la Policía actúa. En algunos casos como éste, ya dijo el comisionado Cordero que hubo exceso”, apuntó el titular de Gobernación.
Las aves de Solórzano fueron sustraídas de su casa de habitación ubicada en el kilómetro 11 de la Carretera Sur. Hasta ahí se movilizaron las fuerzas del orden, sin objetar que no había combustible como suelen hacerlo con el resto de la población.
“Yo me di cuenta hasta que me avisaron: ahí andan siguiendo una lapa y un pavo real”, insistió Fiallos.