Nacional

Enjuician a Eliseíto por “mal inquilino”

* Advierten a Montealegre sobre la calidad de persona a la que ha acogido en su agrupación política

MASAYA -Inmoral, sinvergüenza, descarado y carente de pudor, son algunos de los calificativos que profirió doña Esperanza Barillas Rosales contra Fabio Eliseo Núñez Morales, diputado suplente por el Partido Liberal Constitucionalista y actual candidato a diputado propietario para el Parlamento Centroamericano Parlacén, por la Alianza Liberal Nicaragüense, quien desde hace un año no le paga la renta de la casa que utilizó para un negocio personal, y tampoco le cancela el pago de los servicios de agua y luz.
Muy indignada, doña Esperanza denunció que está cansada de que este joven político se escude en su “inmunidad” para continuar cometiendo fechorías, pues tiene conocimiento de que ha tenido problemas hasta con su misma familia por su falta de transparencia y honradez.
Hasta a familiares les debe
“Me enteré de que hace dos meses la suegra lo echó de la casa, y antes que yo le rentara la mía para su negocio personal, un Cyber, su primo lo había corrido por falta de pago”, explicó la afectada.
Doña Esperanza sustenta su denuncia con escritos interpuestos en el Juzgado Civil de Distrito de Masaya, adonde acudió en busca de justicia. Explica que desde julio de 2005, el señor Eliseo Núñez no le paga los US$325 mensuales que habían pactado en el contrato de arrendamiento por un año, que fue realizado por los oficios notariales del abogado Donald José González Bonilla, de Masaya, y que venció en diciembre del año pasado.
Relata la afectada que Núñez Morales nunca fue cumplido con sus pagos, porque la fecha establecida en el contrato era el 30 de cada mes, pero que los primeros seis meses realizó los pagos de forma irregular, y que a partir de julio de 2005 ya no apareció más.
La dejó endeudada
Agrega que en diciembre que se vence el contrato no regresó el inmueble y tampoco honra la deuda, mientras el pago de los servicios básicos sigue incrementándose, a tal punto que ha sido notificada por la asesoría legal de Dissur S.A. en representación de Unión Fenosa, para que se ponga al día con el pago de los meses que adeuda Eliseo Núñez, cuya factura asciende a 11,178 córdobas con nueve centavos.
La misma historia se repite con la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado, Enacal, la que reclama la cantidad de 1,511 córdobas facturados hasta mayo, lo que significa que hasta julio de este año la deuda ha aumentado.
A todo esto, la denunciante le suma las costas de los dos juicios entablados, uno por la restitución del inmueble y el otro por desahucio, es decir, para recuperar el pago del año de renta que le debe.
Para asegurarse de que “el mal inquilino” le pague lo que le debe, doña Esperanza Barillas procedió a embargarle las 18 computadoras que tiene en el negocio “pero éste de forma abusiva ha mandado a su mujer a sacar algunas de las máquinas, por lo que tuve que reforzar con candados la casa para evitar que siga de mañoso”.
Dice la señora Barillas que lo que más le incomoda de todo este proceso legal, es la arrogancia, prepotencia y la falta de pudor con que actúa Fabio Eliseo, quien nunca ha sido digno de presentarse al juzgado a responder los cargos por lo que se le procesa, y únicamente envía a su abogado a interponer escritos en los que solicita al juez de forma descarada, proceda a declarar nulo todo lo actuado en el proceso llevado en su contra, porque no piensa renunciar a los privilegios a los que la ley le da derecho, y pide deje todo sin efecto alguno, “y si lo llamo por teléfono me insulta”, afirma.
En respuesta a la petición hecha, el juez responde que la inmunidad no aplica en este caso, porque él es diputado suplente que no está ejerciendo su cargo en este momento, y porque es una situación entre particulares.
Antes de que el juez se pronunciara, la denunciante acudió a las oficinas del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos Cenidh, donde solicitó acompañamiento legal para pedir el desafuero del diputado suplente ante la Asamblea Nacional.
Según la afectada, ella está en mora con FAMA, un banco de ahorro y crédito, que le prestó l80 mil córdobas para hacerle mejoras a la casa que le rentó a Núñez Morales, deuda que se comprometió a pagar con las mensualidades del alquiler del inmueble, las que ha incumplido "por la falta de seriedad de ese señor".
Finalmente, doña Esperanza Barillas advierte al candidato a la Presidencia por la ALN, Eduardo Montealegre, que hace muy mal en acoger en su Partido a un diputado tan desprestigiado y falto de ética, porque si hoy no cumple con sus compromisos económicos personales, menos que cumpla con responsabilidades que sean de beneficio a la población, y le advierte que “quien con lobos anda, a aullar aprende”.
Intentamos conocer la versión del diputado suplente Eliseo Núñez, pero éste no respondió su celular, al cual llamamos en reiteradas ocasiones.