Nacional

No les compete, pero tampoco se oponen

* Vice de Hacienda “capea” petición de préstamo para que empresa estatal no quiebre, y envía a empleados al ente fiscalizador

Luis Galeano

Trabajadores de Correos de Nicaragua lograron ayer la no objeción de los contralores colegiados para que Telecomunicaciones y Correos (Telcor) les otorgue un préstamo de 23 millones de córdobas para evitar la quiebra total de esa institución.
Los sindicalistas llegaron hasta las instalaciones de la Contraloría a pedir a los colegiados que aprobaran el préstamo a favor de la entidad en la que trabajan, porque de lo contrario la misma colapsará.
“Lo que queremos es que los contralores nos den su visto bueno para que Telcor nos facilite ese préstamo, de lo contrario va a cerrar y nos vamos a quedar en el aire”, indicó Gioconda Fonseca, una de las representantes de los trabajadores.
Agregó que la entidad está casi en la quiebra como consecuencia de la mala administración y la corrupción de quienes la han presidido desde el Gobierno de Arnoldo Alemán hasta la fecha.
Fonseca señaló que si se realiza el préstamo, el dinero lo utilizarían para modernizar Correos de Nicaragua por medio de la compra de nuevo mobiliario, computadoras y equipo necesario para que la empresa continúe trabajando y prestando su servicio a la población.
No aprueban, ni se oponen
Los colegiados respondieron que no es facultad de ellos aprobar préstamos de una entidad del Estado a otra, pero que no tienen razones para poner objeción a dicha operación.
“Nosotros podemos hacer sólo lo que la ley nos permite, y en este caso no está en nuestras facultades aprobar créditos o préstamos de una institución del Estado a otra, pero no vemos razón alguna para objetar algo así”, dijo el presidente de los contralores, Guillermo Argüello Poessy.
Shible los engañó
Los empleados de Correos de Nicaragua explicaron a los colegiados que habían recurrido a ellos por indicaciones del viceministro de Hacienda Carlos Shible, quien les señaló que el préstamo se podía hacer sólo que la Contraloría lo aprobara.
“El señor Shible miente y los está engañando, porque no es oficio de esta Contraloría aprobar tal cosa, los mandan aquí para capear el bulto”, refutó Argüello.
Por su parte, el vicepresidente de la Contraloría Luis Ángel Montenegro, recomendó a los demandantes que aprovechen que el Ejecutivo está pidiendo una reforma de presupuesto que amplíe el techo de sus gastos en 1,500 millones de córdobas, para los incluya en esa solicitud.