Nacional

Arrestan a acusador en el caso Polanco

* Policía cree que lidera “banda” de leguleyos que opera en Registro Civil y los juzgados

Agentes de la Policía que resguardan el complejo Judicial de Nejapa, arrestaron ayer martes a Jairo Antonio Pérez González y a Bismarck Alí Rivas Salgado, este último actuó como abogado acusador en representación de los hijos del desaparecido comerciante Jerónimo Polanco, en el juicio contra los asesinos del difunto.
Pérez y Rivas fueron detenidos a las dos de la tarde en los pasillos del Complejo Judicial Nejapa, tras ser denunciados por la señora Victoria Ríos, viuda de Jerónimo Polanco.
En la denuncia interpuesta ante las autoridades policiales, la viuda de Polanco refiere que Bismarck Alí operaba con el número de carné 4862, correspondiente a Olga Victoria Duarte Galeano, originaria de Juigalpa, Chontales.
Rivas también usurpaba el número de carné 4962, correspondiente a Mario Cruz Rosales, mientras que Jairo --conocido como “Pipo”-- usurpaba el documento 4093, código que pertenece al fiscal auxiliar Jairo Pérez Madrigal.
Catean casas de “leguleyos”
En la vivienda de Jairo Antonio Pérez se ocupó el carnet de la Corte Suprema de Justicia número 10561, que perteneció por muchos años al desaparecido secretario del Supremo Tribunal, doctor Alfonso Valle Pastora.
En la casa de Pérez, la Policía encontró, igualmente, una serie de documentos falsificados y otros en blanco con sello de la Corte Suprema de Justicia, escrituras públicas, partidas de nacimiento, diplomas de universidades, fotocopias de cédulas de identidad y una computadora laptop.
En el allanamiento a la casa de Bismarck Alí la Policía no encontró documentos falsificados, pero se sospecha que es el cabecilla de una banda de “leguleyos” que tenían como centro de operaciones el Registro Civil de las Personas y los Juzgados, dijo una fuente de todo crédito.
La detención Bismarck Alí Rivas provocó el natural revuelo entre el público y los trabajadores judiciales, pese a que desde que iniciaron los juicios civiles y penales después del crimen de Polanco, Rivas fue señalado por los abogados de Victoria Ríos de ser “leguleyo”, es decir, que actuaba como impostor en el ejercicio de la abogacía.
De estos señalamientos Rivas se defendió como “gato panza arriba” e hizo circular una hoja de un supuesto acuerdo de Corte Plena donde se le incorpora como abogado, presuntamente firmado por el abogado Enrique Molina, secretario en funciones de la Corte Suprema de Justicia.
Fuentes de la Corte Suprema de Justicia aclararon que de comprobarse que Rivas no es abogado, esto no causa nulidad en el juicio contra los asesinos de Jerónimo Polanco, porque éstos se adhirieron a la acusación del Ministerio Público y no acusaron de manera autónoma.