Nacional

Trabajo infantil apenas ha decrecido el 5.5%


Tania Sirias

El Ministerio del Trabajo presentó los resultados de la segunda Encuesta Nacional sobre Trabajo Infantil y Adolescentes (Entia). En 2000, con el apoyo del gobierno de Nicaragua y en conjunto con la Organización Internacional del Trabajo y Unicef, se realizó la primera encuesta en salud, educación, condiciones de trabajo y situación de pobreza de las familias donde habían niños trabajando.
Esa encuesta permitió conocer a profundidad las causas del trabajo infantil, y corroboró que además de la pobreza, la baja escolaridad y la falta de empleo digno contribuyen a que niños se incorporen al trabajo.
Esta segunda encuesta demostró que el trabajo infantil en Nicaragua tuvo un decrecimiento en la población ocupada de un 5.5%, y un 15.1% de reducción en todos los niños que en un momento habían trabajado, dijo Virgilio Gurdián, Ministro del Trabajo.
La investigación se realizó el año pasado en 7,540 viviendas en 71 municipios de los 17 departamentos del país. Los resultados fueron aplicados de manera aleatoria al censo de 266,520 niños y adolescentes trabajadores que el gobierno contabilizó en 2000. En el área urbana se investigaron 5,440 viviendas, y en la zona rural 2,100 hogares.
239,000 niños hacen algún tipo de labores
De conformidad con la encuesta de Entia, existían 314,000 niños que en el pasado habían trabajado, y 282,000 que estaban trabajando. Actualmente hay 239,000 niños que están haciendo algún tipo de labores. “Esta reducción obedece a los programas que se han estado realizando en conjunto con organismos internacionales y las estrategias de la Cnepti sensibilizando a los padres de familia y a los empleadores”, afirmó el ministro del Trabajo.
Los resultados reflejan una mejoría significativa de los que están por debajo de la edad mínima de admisión al empleo. En el rango de diez a trece años decreció un 40.9%, y en el rango de cinco a nueve años un 30.4%.
La mayoría de los niños laboran en el sector agrícola, seguido del comercio y la industria. Todavía hay infantes que laboran en trabajos como las minas y canteras. A estos niños se les consultó qué actividades les gustaría realizar, y un 25.7% respondió estudiar, 20.9% jugar, seguido de un 12.5% que afirmó que quería divertirse.
La encuesta reveló que el 60.3% de los niños ocupados en el mercado laboral estudia la primaria de manera regular; el 26.1% está en secundaria, mientras que el 13.3% está fuera del sistema escolar.