Nacional

Dueño de finca algo conocía de narcos


Máximo Rugama

ESTELÍ -Especialistas de la Policía y del Ejército reanudaron ayer las excavaciones para extraer el fuselaje de la narcoavioneta que fue despedazada, incendiada y luego enterrada en la finca San Rafael, situada en el sector conocido como Llanos de Cocula, distante 15 kilómetros al noreste del municipio esteliano de La Trinidad.
La aeronave era de cuatro motores, y la Policía realiza las investigaciones para determinar desde dónde inició el viaje y su destino, la fecha que fue segmentada e incendiada.
Una parte de los restos de la aeronave serían trasladados anoche hacia Estelí, para luego ser sometidos estudios y determinar si en la misma los narcos trasladaban droga y qué cantidad.
La Policía confirmó que desde hace un año venía dándole seguimiento a los hechos.
Según declaraciones brindadas a periodistas locales por el comisionado mayor Leonardo Vanegas Berríos, jefe de la Policía en Estelí, el dueño de la finca, Ramón Rafael Briones Lazo, aunque no se encuentra detenido sí es investigado al igual que otros pobladores de la zona.
Señaló en que es imposible que Ramón Rafael Briones Lazo no haya conocido sobre el movimiento de los sujetos a quienes ahora señala que les vendió cien reses. Para la Policía de Estelí, alguien que hace ese tipo de transacciones con otras personas, algo debe conocer de ellas.