Nacional

Viviendas a nicas es tan sólo una buena propuesta


Vladimir López

La iniciativa del ministro de Vivienda de Costa Rica de solicitar a los países donantes que compren la deuda que Nicaragua mantiene con ese país, para invertir ese dinero en la construcción de viviendas de los nicaragüenses que viven y trabajan en Costa Rica, no pasa de ser una buena propuesta, porque todavía falta que la misma sea negociada entre los bancos centrales de ambos países, consideró el viceministro secretario de Relaciones Económicas y Cooperación, Mauricio Gómez.
El doctor Gómez comentó que por mandato de los organismos internacionales, dentro de la Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados, HIPC, el caso de los más de 500 millones de dólares que Nicaragua le debe al Banco Central de Costa Rica tiene que ser negociado con el Banco Central de Nicaragua.
El viceministro Gómez señaló que el asunto de la deuda de Nicaragua con Costa Rica es similar al caso de la deuda con Venezuela, Libia y otros países, para su condonación, y cualquier iniciativa que se realiza tiene que surgir del Banco Central de Costa Rica hacia el Parlamento del vecino país del sur.
“Tengo entendido”, dijo el doctor Gómez, “que hasta el momento no ha existido ninguna comunicación entre los bancos centrales de los dos países para analizar el asunto de la condonación de la deuda”.
Proyectos fronterizos estancados
El funcionario recordó que en los Acuerdos de San Juan del Sur, firmado por autoridades de los dos países, hubo un compromiso para impulsar proyectos fronterizos en ambos territorios, pero los mismos se encuentran estancados ante la falta de recursos.
Dijo que la preocupación por el problema de la vivienda en Heredia y otras provincias costarricenses se viene notando desde hace varios años, y algunos alcaldes buscan recursos para superar ese problema, y quizás vean en el asunto de la deuda una buena solución.