Nacional

Desinterés de empresarios ante ley contra los ruidos

* Después de la basura, es el segundo problema de los managuas, según la alcaldía

María Haydée Brenes

Sólo quince de los ciento cincuenta empresarios de discotecas, night club y casinos que fueron convocados por la Alcaldía de Managua (ALMA), la Fiscalía General de la República, la Procuraduría Ambiental y la Policía Nacional, para conocer las ordenanzas y la Ley de Delitos Contra el Medio Ambiente asistieron a la cita.
La poca asistencia fue justificada por el director general de Medio Ambiente de ALMA, ingeniero Modesto Rojas, debido al día que les fue asignado a los empresarios.
“Es lunes, y esta gente trabaja durante el fin de semana, pero los seminarios continuarán durante toda la semana para gerentes de restaurantes, directores de colegios, representantes de iglesias, urbanizadoras, etc. así que esperamos que se presenten, nos interesa que los empresarios de la alegría conozcan a profundidad la ley para que eviten caer en delitos, pues nuestra intención no es cerrar negocios sino que se mitigue el ruido”, destacó Rojas.
La Alcaldía de Managua hace dos meses inició un programa por medio de la Dirección de Medio Ambiente para recibir y comprobar denuncias de contaminación con basura, ruidos y tala de árboles.
“Tenemos a 41 inspectores para toda Managua, en los dos meses que tiene de haberse iniciado el programa se han recibido y comprobado 160 casos, de los cuales sólo tres se resolvieron por medio de multas, pues los otros se han resuelto por mutuo acuerdo, y uno fue el que ameritó cierre, pues se trataba de una chatarrería ubicada a la par de un colegio que producía contaminación por ruido y también polvos metálicos que afectaban las vías respiratorias de los niños”, afirmó Rojas.
A medir y multar
El procurador del Medio Ambiente, Lisandro D`León, comentó que comenzarán a trabajar de la mano con los inspectores municipales en cuanto a la contaminación por ruido, que la Alcaldía de Managua clasificó como el segundo problema de contaminación de la ciudad después de la basura.
“Nosotros tenemos los fonógrafos, los cuales permiten controlar los niveles de ruido y vibraciones a fin de que se cumpla con los 35 decibeles establecidos por la Organización Mundial de la Salud, pues todos tenemos derecho a habitar en un ambiente saludable, de forma que se medirá, se harán llamados de atención, y de no haber cambios, la Alcaldía procederá a multar, y de continuar la acción la Fiscalía iniciará un proceso judicial”, expresó D’León.
Conocer y mejorar
Por su parte, el señor Juan Carlos Luna, Gerente General de la discoteca Hipa Hipa, señaló que aunque ellos jamás han sido notificados por exceso de ruido en su local, aceptaron la invitación para informarse sobre las ordenanzas y la ley.
“Nosotros estamos ubicados en un edificio que está cerrado y no se encuentra en una zona habitacional, no hay ventanas o puertas abiertas, es hermético y tenemos cierto aislamiento”, dijo el señor Luna.
Sin embargo, el señor Luna destacó que en Nicaragua no hay un mecanismo ni condiciones uniformes para control de ruidos, por tanto es importante que los mismos dueños de locales propicien que los sitios no tengan fugas de ruido.
“Considero que es necesario que todos los negocios que incluyen música deben conocer esta ley, porque todos somos ciudadanos y nos gusta tener tranquilidad en nuestros hogares, de manera que es necesario conocer la ley para evitar molestar a los vecinos”, concluyó el gerente.

SI QUIERE DENUNCIAR
El director general de Medio Ambiente de la Alcaldía de Managua, señaló que poner una denuncia es fácil, simplemente el ciudadano se tiene que dirigir a cualquier Distrito de la municipalidad o bien a la oficina de Medio Ambiente, llenar una hoja formulario donde queda establecida su queja y la misma será asignada a cualquiera de los inspectores.
“No pretendemos cerrar los negocios, sino mitigar los daños a los vecinos, que todos convivamos y tengan un ambiente saludable”, dijo el ingeniero Rojas.