Nacional

Niños golpeados por las infecciones respiratorias


Melvin Martínez

Las unidades de Salud pública de la capital ya resienten el incremento marcado de niños menores de cinco años con Infecciones Respiratorias Agudas (Iras). Las gripes, neumonías y faringitis, son las enfermedades que principalmente afectan a los niños.
De acuerdo con el último informe epidemiológico del Ministerio de Salud (Minsa), más de 26 mil personas, en su mayoría niños, recibieron atención médica a causa de las Iras.
En las llamadas zonas especiales (RAAN, RAAS y Río San Juan) es donde se presentan la mayor cantidad de casos, seguidos de Matagalpa, Madriz, Boaco, Jinotega, Carazo, Nueva Segovia y Rivas.
En Managua, las Iras se mantienen dentro del canal endémico, sin embargo, las autoridades hospitalarias han tenido que utilizar salas que precisamente no están destinadas para atender estos males.
“En relación con el año pasado tenemos menos casos de infecciones respiratorias, pero es importante que los padres tomen en cuenta las medidas de prevención de la enfermedad”, afirmó la ministra de Salud, Margarita Gurdián.
En lo que va del año, el Departamento de Vigilancia Epidemiológica reporta que las Iras han provocado 251 muertes. En relación con 2005, la cifra es menor, tomando en cuenta el subregistro ocasionado por la huelga de los médicos.
“Éstos son los meses más lluviosos, pero estamos enfrentándolos con mucha capacidad”, agregó Gurdián.
El Minsa pide a los padres de familia y tutores, que al menor síntoma de la enfermedad que noten en los niños, acudan a la unidad de Salud más cercana. Entre otros síntomas de la enfermedad se encuentran: tos, fiebre, dificultad para respirar, cansancio, decaimiento y pérdida del apetito.
Es recomendable que los padres de familia mantengan a los niños abrigados durante las lluvias, evitar que anden descalzos. Si presentan los síntomas, no dejar de amamantarlos.
Grisi signis en Jinotega
La ministra Gurdián afirmó que conocieron de un pequeño brote de grisi signis en una comunidad de Jinotega, donde 21 personas resultaron afectadas. Les dieron la atención adecuada y no mostraron actitudes agresivas.