Nacional

Roza del Camino prepara bajada de “Minguito”

* Marenco recibe la tajona y le pide al patrono de los managuas “ayuda para resolver los problemas de la capital”

Con la celebración de la tradicional Roza del Camino, quedó preparado ayer el terreno para la bajada de Santo Domingo de Guzmán a la capital este próximo primero de agosto, aunque los devotos de la milagrosa imagen ya no se abren paso entre la maleza como solían hacerlo antes de que el camino fuese asfaltado.
No obstante la tradición persiste, y cada año se suman a esta celebración decenas de promesantes en agradecimiento a los favores de “Minguito”.
“Creo que los verdaderos devotos de Santo Domingo son aquellos que se van sacrificando, ofreciendo sacrificio, se van identificando y dando testimonio con su propia vida”, dice Héctor Treminio, párroco de la iglesia de Las Sierritas, donde permanece la diminuta imagen.
Después de la bendición del sacerdote, en medio de estallidos de morteros y cohetes y la alegre música de los chicheros, el mayordomo de Las Sierritas, Félix Moreno Lezama, entregó la tajona al alcalde de Managua, Dionisio Marenco, quien por dos años consecutivos ha sido nombrado mayordomo de las fiestas patronales que celebran los capitalinos en honor a la diminuta y milagrosa imagen.
Ya con las riendas de las fiestas en sus manos, Marenco instó a los managuas a rogarle a Santo Domingo de Guzmán para solucionar los problemas de la capital, y que él como alcalde no ha podido resolver.
“Pidámosle al Santo que nos ayude a solventar todos los enormes problemas que tenemos en la ciudad para poco a poco irlos solucionarlos”, dijo.
La Roza del Camino, según los habitantes de Las Sierritas, nació hace más de 100 años, cuando los devotos de “Minguito” salían bajo la lluvia, y machete en mano comenzaba a abrirse paso entre la maleza desde el lugar conocido como La Morita.
La gente repartía chicha y elotes a los creyentes del Santo en ese entonces. A los que no miraban sudando, supuestamente, no les daban. Esto se hacía un domingo antes de que la imagen bajara a Managua.
Los diferentes mayordomos nombrados para estas fiestas han intentado recuperar esta tradición, pero no lo han conseguido.
Desde hace muchos años, la celebración de la Roza del Camino se centra en un el lugar conocido como la Cruz del Paraíso, donde se hace la entrega de la tajona y bailan una replica de la imagen.
Luego el Mocito es regresado a la parroquia de Las Sierritas de Santo Domingo por una multitud de promesantes, que baila al son de la banda musical, acompañada por “Los Negritos”, El Cacique Mayor y los comités tradicionalistas.
En la celebración de ayer fueron recordados personajes tradicionales de esta fiesta que han fallecidos, entre ellos, Lisímaco Chávez y Jerónimo Polanco, entre otros.