Nacional

No aparece dinero de la Western

* Sólo se pudieron recuperar poco más de dos mil dólares y dos mil córdobas * No se descarta posibilidad de la existencia de más cómplices

Lizbeth García

Pese a que los tres supuestos coautores intelectuales y materiales del millonarios hurto que sufrió la empresa Western Union están en prisión preventiva junto a su cómplice desde ayer, 487 mil 687 dólares y 954 mil 761 córdobas siguen sin aparecer, por lo que la Fiscalía no descartó la posibilidad de ampliar la acusación si resulta que hay más personas involucradas en el crimen, mediante el ocultamiento o “lavado” del dinero y los bienes que los acusados presuntamente adquirieron.
Y es que el fiscal auxiliar Rodrigo Alberto Zambrana confirmó que las pesquisas policiales continuarán hasta dar con el dinero, del cual sólo se pudieron recuperar poco más de dos mil dólares y dos mil córdobas, dinero que la Policía le ocupó al acusado Óscar Ayerdis Duarte.
El fiscal dijo que probablemente el día de la audiencia inicial del juicio, la que la juez Cuarto Penal de Audiencias, Marta Martínez, programó para el 27 de julio, ampliarán los medios de prueba y la misma acusación, porque están investigando los pormenores de la compra de dos vehículos, una casa en Praderas del Doral y una finca por parte de los acusados.
El representante de Air Pak Western Union en Nicaragua, Juan Pablo Lacayo, confirmó que la búsqueda continúa, pero declinó comentar si la empresa tenía asegurado el dinero hurtado, el que era parte del capital de trabajo de la compañía que se dedica a captar y entregar remesas.
Lo que sí dijo Lacayo es que la empresa se vio afectada por el millonario hurto que representa una pérdida de unos diez millones de córdobas, pero gracias al apoyo de las filiales de Centroamérica pudieron seguir trabajando sin afectar de modo alguno a los clientes de Western Union.
Lacayo tampoco quiso comentar por qué el resto de empleados no dio la voz de alerta el mismo primero de julio, cuando la imagen del acusado Jorge Danilo Vega Ríos, de 29 años, fue captada y grabada por medio del sistema de cámaras en el preciso momento que entró a la bóveda de la empresa para sacar en dos momentos (primero en una bolsa negra de basura y luego en una caja de cartón) los 489 mil 687 dólares y los 956 mil 661 córdobas con trece centavos.
Video “hunde” a Vega
Este video es una de las principales pruebas que la Fiscalía ofreció ayer durante la audiencia preliminar del juicio, donde la juez decidió decretar la prisión preventiva contra Vega, Óscar Francisco Ayerdis Duarte, de 26 años; Esvin Antonio Sanabria y Jorge Arturo Pérez Araica, de 27 años, acusados los primeros tres como supuestos coautores del hurto con abuso de confianza, y el último como cómplice.
Según la acusación, el primero de julio Jorge Danilo, quien se desempeñaba como jefe de caja y bóveda de la Western Union, llegó a la empresa a trabajar, pero a la una de la tarde, Óscar Francisco Ayerdis --quien trabajó para la empresa por más de tres años-- llamó Jorge Arturo para reunirse en una gasolinera de Bolonia.
Luego Jorge Arturo se fue con Óscar Francisco a otra gasolinera ubicada cerca de la Rotonda Universitaria, momento en que este último supuestamente dijo: “Hoy es el día. Ya todo está arreglado con Jorge Danilo”, a quien se presume le prometieron una recompensa, mientras que el resto sería invertido en la compra de ganado, lo que a juicio del fiscal Rodrigo Alberto Zambrana iba a ser una forma de lavar el dinero obtenido de forma ilícita.
Jorge Danilo cumplió con su parte al sustraer el dinero, el cual según la Fiscalía entregó a Jorge Arturo y a Óscar Francisco, quienes se fueron a otra gasolinera ubicada cerca del aeropuerto, donde los esperaba otro vehículo en el que se fueron a Matiguás, pero el que aparentemente sacó el dinero se fue a su casa en un Toyota verde que no era de él, sino de su tío Armando Ruiz.
Luego Jorge Arturo recogió a Jorge Danilo en una camioneta y se fueron a El Sauce, pero regresaron a Managua a buscar la cédula de identidad del segundo. Ya en León, se contactaron con Francisco Honorio Avilés, mejor conocido como Armando, a quien presuntamente el acusado Esvin Sanabria, supuesto “cerebro” de la operación, había contactado el 19 y el 22 de junio de 2006 para trasladar a Vega Ríos a Honduras.
Capturado
Aunque la familia de Jorge Danilo Vega Ríos dice que lo capturaron en Guatemala, la acusación señala que fue capturado en Honduras, donde circulaba de manera ilegal, por lo que fue entregado a Nicaragua por el jefe regional de la Policía Fronteriza en el puesto de Las Manos. Óscar Francisco Ayerdis fue detenido en Matiguás, en la vía pública, cuando circulaba en una camioneta donde llevaba 2,000 dólares y 2,952 córdobas. Sanabria fue detenido con orden judicial, mientras que Jorge Arturo se entregó voluntariamente, lo cual fue rebatido por su abogada, Carolina Vásquez, quien durante la audiencia dijo que si éste se hubiese entregado, lo hubiese hecho en presencia de su abogado, lo cual no ocurrió.
Los otros abogados también alegaron que sus clientes habían sido detenidos ilegalmente y violentados en sus derechos y garantías.
En el caso de Esvin Antonio Sanabria, su defensa explicó que éste se mantuvo trabajando en la Western Union y colaborando con la Policía, pero cuando prácticamente lo secuestraron por doce horas para al final decirle que estaba detenido, se vio obligado a renunciar el siete de julio, y no porque estuviese aceptando delito alguno, sino porque ya no soportaba la desconfianza y la “desconsideración”, lo que denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y Ministerio del Trabajo.
Pero ninguno de los alegatos surtió efecto, y la juez mandó a prisión a los acusados, cuyos abogados exigieron que se demuestre con el informe respectivo las supuestas llamadas telefónicas que hubo entre los involucrados, y con una auditoría independiente que acredite el daño patrimonial sufrido por la empresa.