Nacional

ALMA rinde honores a Tino López Guerra


Valeria Imhof

Un cálido y sencillo homenaje le brindó ayer la Alcaldía de Managua al destacado compositor y cantante Tino López Guerra en el marco del centenario de su natalicio el pasado 20 de julio.
El evento tuvo lugar en el Salón Larreynaga de la comuna, y contó con una exposición del artista, la participación del coro y la banda municipal, así como bailes y mariachis.
El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, entregó a Tino López Rosales, hijo del compositor chinandegano, el libro dedicado al artista denominado: “Tino López Guerra: cantor de la novia del Xolotlán”, como un homenaje a los cien años de su nacimiento.
Autor de “Viva León, Jodido”, “Nicaragua Mía” y “María de Fátima”, entre otras composiciones musicales, don Tino López Guerra fue recordado como una persona orgullosa de su nicaraguanidad y por al amor a su tierra.
“El nicaragüense que ha sufrido tanto por los desastres naturales y políticos encuentra en la música y en la letra de las composiciones de Tino López Guerra un motivo de orgullo y de esperanza, pues resalta en el lenguaje y en la expresión popular lo mejor del nicaragüense: su creatividad, pasión y optimismo”, dijo el filósofo Alejandro Serrano Caldera, quien escribió el prólogo del libro.
El poeta Pablo Antonio Cuadra (q.e.p.d.) escribió: “Tino era un temperamento romántico que se defendía --a lo nicaragüense-- con la risa. Un amador de todo (un “querendón” dice el pueblo) que acababa riéndose de su propio quijotismo”.
Tino López hijo agradeció el homenaje a su padre, y reiteró la falta de interés del Gobierno de rescatar el legado de los artistas nacionales. “Lo que siento es que hay como una especie de desprecio por la cultura, porque cuando pedí que solicitaran autorización para pasar su música en la fuente musical de la Presidencia, simplemente la quitaron”, manifestó.
El reconocimiento al cantor de la Novia del Xolotlán continuará este domingo 23 de julio en el Parque Loma de Tiscapa, donde la alcaldía le tributará un homenaje popular.
Tino López Guerra nació un 20 de julio de 1906 en el barrio Santa Ana, de Chinandega, y falleció de una enfermedad natural en Managua, el 19 de julio de 1967, a los 61 años. Vivió muchos años en México, donde Miguel Aceves Mejía le interpretó algunos temas. En julio de 1946, con el corrido “Managua” ganó el concurso con motivo del centenario de haber sido Managua elevada a ciudad. El corrido “Managua” llegó a ser el Himno de la X Serie Mundial de Béisbol Amateur en noviembre de 1948.
“El Rey del Corrido nicaragüense”, como también se le conoce, compuso canciones inmortales no sólo para Nicaragua sino para Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala y México; pero, sin duda, lo que lo catapultó a la eternidad fue el corrido que le compuso a la ciudad de León en 1946, con esa expresión que los nicaragüenses nunca dejarán de gritar: “Viva León, ¡jodido!