Nacional

Bolaños: “Daniel es puras tapas”

* Inaugura modernización de aeropuerto y promueve cambiar el nombre de Augusto C. Sandino por Rubén Darío * Petróleo que ha ofrecido Ortega viene “en lomo de tortuga”, ironiza

Esteban Solís

El presidente Enrique Bolaños se destapó anoche contra Daniel Ortega posiblemente asustado por la demostración de convocatoria del candidato del FSLN, que el miércoles movilizó a decenas de miles a la Plaza de La Fe para conmemorar un aniversario más de la Revolución.
Bolaños dijo que el líder del FSLN no cambia, que es puras “tapas” y que está acostumbrado a mentir, porque gallina que come huevos, ni que le quemen el pico.
El jefe de Estado contó durante la inauguración del edificio de la terminal aérea del aeropuerto internacional de Managua, para el que propone el nombre de Rubén Darío, que no hay ninguna solicitud formal de la empresa venezolana Albanic a ninguna de las gasolineras del país para el uso de tanques y facilidades para el manejo del “mentado” petróleo.
Recordó que las promesas para la importación de petróleo desde Venezuela fueron hechas por Ortega en septiembre del año pasado, “que ya venía en camino, pero tal vez en el lomo de una tortuga, porque no ha llegado todavía, eso existe en la ilusa mente de Daniel Ortega”.
“Puras tapas”
Eso hace un año, y lo que hay son puras palabrerías, “como dicen los chavalos, puras tapas”, matizó el gobernante, tras indicar que Ortega está acostumbrado a mentir para engañar a la gente.
Bolaños dijo que Daniel es el mismo, que no cambia, y el anuncio que hizo en la plaza de que condonará las deudas a los productores y los subsidiará, solamente va a conseguir llevar a los billetes resellados.
Según el mandatario, el candidato del FSLN está haciendo las mismas ofertas con las que destruyó el país en el pasado.
Jarquín llama a la calma
Anoche mismo, el diputado de la bancada del FSLN, Agustín Jarquín, cambió impresiones con el presidente Bolaños, y entre otras cosas, abordaron el tema del petróleo venezolano.
Jarquín dijo que propuso al jefe de Estado acabar con los dimes y diretes y que se sienten las partes que han estado en la polémica, en este caso el canciller Norman Caldera y el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, y si es necesario, el propio Bolaños y el comandante Ortega.
“Se trata de buscar una posición en común que traerá beneficios a todos los nicaragüenses por las vías institucionales”, precisó el legislador, tras indicar que las necesidades de los nicaragüenses, sobre todo en este tema tan delicado, obligan a abrir un canal de comunicación.