Nacional

Entierros similares son parte del “costo”


ESTELÍ y MATAGALPA
La Policía de Estelí confirmó que la avioneta sepultada en Llanos de Cocula, La Trinidad, tiene relación con otra que apareció también enterrada en Samaria, departamento de Managua, porque ambas cayeron en territorio nacional por el mismo tiempo (hace más o menos año y medio). Estas avionetas, por lo general, son abandonadas y destruidas cuando sufren algún pequeño desperfecto que les impide despegar, y a veces los narcos las destruyen intactas, pues el valor de los aparatos ya está calculado como parte del costo de trasladar cientos de kilos de cocaína.
Debido a la falta de equipos especializados, las fuerzas de la Policía y del Ejército que realizan las excavaciones en el sector para extraer los restos de la narcoavioneta, suspendieron las labores. El comisionado mayor Leonardo Vanegas Berríos, jefe de la Policía en el departamento de Estelí, dijo que las excavaciones las estaban realizando con herramientas manuales, por lo que éstas resultaban además de muy costosas, bastante lentas.
Según se conoció, el señor Rafael Briones Lazo, dueño de la finca donde fue encontrada la aeronave, hizo los contactos para conseguir una retroexcavadora y otros equipos especiales para continuar los trabajos. Éstos, sin embargo, se encuentran en la zona de Río Blanco, y por ello será hasta el próximo lunes que seguirán las labores. La zona ubicada a quince kilómetros al noreste de La Trinidad se encuentra fuertemente resguardada por fuerzas de la Policía Nacional.
Reconoce vinculación con Samaria
“Se necesita de una maquinaria especial para extraer todo”, acotó. Esos equipos ya están en camino, y como la vía está en pésimo estado y debido al peso, viene a paso lento”.
En cuanto a la relación que tenía la nave con el caso de otra avioneta sepultada el año pasado en Samaria, Villa El Carmen, departamento de Managua, el comisionado Vanegas reconoció que ya tenían información sobre la existencia de alguna vinculación entre ambas situaciones, por lo que se venía dando seguimiento a ese lugar que es utilizado como pista.
Lluvias facilitaron descubrimiento
Hasta que se tuvo certeza, porque ya se habían hecho varias exploraciones el año pasado, a raíz del caso de Samaria, se fue a realizar inspección, y no se pudo dar con el lugar donde estaba enterrado ese aparato.
Fue hasta ahora que las lluvias socavaron el terreno y dejaron una parte del aparato al descubierto, que precisamos el lugar exacto, pero eso ya es un hecho de vieja data pues, dijo el jefe policial.
Eso está siempre vinculado con el caso de narcotráfico, pero se trata de un año, seis meses…
¿Cuánto, Comisionado Mayor?
“Casi en la misma fecha de Samaria. La información que se dio a nivel nacional sobre los elementos vinculados, sobre la red de elementos vinculados a tal actividad”, respondió. El dueño de la finca, Rafael Briones Lazo, salió mencionado en ambos casos, pero nada más, no hubo mayores elementos. Ahora con esto vamos a documentar el caso. Vamos a recoger todos los elementos necesarios para ver si encontramos evidencias o no, que lo vayan a incriminar. Mientras tanto, no se le puede procesar y mucho menos pasarlo a la orden del Ministerio Público, agregó.
Misteriosos guatemaltecos
La identidad de los guatemaltecos con quienes Briones Lazo tenía un supuesto trato para venderles la finca, tampoco se sabe. A decir del comisionado mayor Leonardo Vanegas Berríos, eso está en investigación.
“Todo eso está sujeto a investigación. Briones dio su versión e informó a la Policía Nacional de que había hecho una venta de la finca, que no le pagaron, y cuando se dio cuenta del hecho en que estaban vinculados esos tipos (el de Samaria y la narcoactividad) entonces volvió a tomar posesión de los terrenos porque no le pagaron.
“Entonces, todas esas cosas las estamos verificando, y tenemos que buscar elementos suficientes para poder ver el nivel de vinculación o compromisos que tiene con esa gente”.
Queremos saber si sólo fue una relación contractual con ellos (compra-venta de los terrenos) o si es que tenía conocimiento de todos los hechos o relación. Todo eso lo tenemos que verificar.
¿Se conoce cuánto fue el tiempo que esos guatemaltecos estuvieron en posesión de la finca San Rafael y las ofertas que le hicieron a los dueños?
Todo eso lo estamos estableciendo al detalle, eso tiene que ver si hay documentos con abogados, escrituras, si inscribieron algo en el Registro de la Propiedad, eso es una cosa de tiempo.
Ya habían notado promontorio
Ahora estamos enfocados en el tema de recuperar toda la aeronave para trabajar con los datos que nos arrojen los aparatos de navegación, los motores y el fuselaje. Todos serán sometidos cuidadosamente a peritajes, a consultas a través de la Policía Internacional, con las autoridades de los diferentes países. Un esfuerzo que hacemos ahora es para dar con el lugar o país donde estaba registrada esa avioneta o avión, y determinar la matrícula.
En Estelí trascendió que el 17 de junio, cuando efectivos de la Policía y del Ejército realizaban labores de protección a la verificación ciudadana (en el padrón electoral), observaron un extraño promontorio que parecía ser un terraplén de contención del agua de lluvia.
Una larga planicie
Mientras tanto, en Matagalpa, el jefe del Primer Comando Militar del Ejercito de Nicaragua, coronel Herminio Escoto, aseguró que la pista donde aterrizó la avioneta enterrada es en realidad una larga planicie en la cima del cerro Cocula, con condiciones para el aterrizaje de aparatos pequeños, y que especialistas de la Fuerza Aérea determinarán la fecha en que llegó la citada aeronave.
El jefe militar aseguró que en la zona no hay grupos armados que se estén movilizando, pero no descartó que puede haber elementos --no grupos--, que tengan armas y que estén ligados al narcotrafico y se muevan de un lugar a otro para supervisar la zona donde operan.
“No se puede descartar esta posibilidad, debido que las investigaciones que ha realizado la Policía señalan que elementos ligados al narcotráfico se han estado movilizando en diferentes sectores del país, por lo que es posible que también estén cerca de donde se halló la avioneta, pero hay que esperar que el proceso investigativo finalice”,
señaló.
Algunos campesinos que habitan en las cercanías de la propiedad del señor Rafael Briones Lazo, donde fue encontrada la avioneta, han señalado que antes llegaban camionetonas con vidrios polarizados a diferentes horas del día y de la noche, pero desconocen quiénes podrían ser los dueños de los vehículos, debido a que pasaban con las ventanillas cerradas.