Nacional

Acuerdo amistoso con Costa Rica será analizado por Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos propuso a Nicaragua y Costa Rica que el problema de la xenofobia tica se resolviera con un acuerdo amistoso. Por su parte, Norman Caldera dijo que analizará si acepta o no dicho acuerdo.

El canciller Norman Caldera dijo que se analizará si acepta o no un "acuerdo amistoso" con Costa Rica sobre la demanda de xenofobia y de discriminación que interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
Caldera afirmó que el "acuerdo amistoso", que propuso la CIDH a ambos países en su audiencia en Guatemala, el pasado 18 de julio, lo aceptarán si sienten que en Costa Rica se "están tomando medidas para asegurar que a los nicaragüenses se le respeten sus derechos humanos".
El funcionario manifestó que un equipo de abogados de la cancillería analiza cuales serían las solicitudes a presentar a Costa Rica, si es que se acepta la "solución amistosa".
"El norte nuestro es que (los nicaragüenses que residen en Costa Rica) no tengan miedo", señaló.
Agregó que en un arreglo amistoso lo que normalmente se acuerda es un compromiso de reformar leyes, otorgar indemnización a las personas a las que se le violaron sus derechos humanos, entre otros tipos de manifiestos.
"Eso son básicamente los tipos de remedio que se ven en este caso, no voy a entrar a detalles hasta hablar con los abogados, pero es el tipo de cosa para restituir situaciones en las que hay violaciones de derechos humanos", insistió.
Caldera dijo que los abogados estudian en que pueden proceder de Estado a Estado y en que no.
Caldera también comentó que, a su juicio, la CIDH ya admitió la demanda contra Costa Rica, al proponer un acuerdo amistoso.
La denuncia ante la CIDH por la de xenofobia de Costa Rica, es a causa de la supuesta violación a los derechos humanos por las muertes de los nicaragüenses Natividad Canda Mairena y José Ariel Silva Urbina.
Canda falleció el 10 de noviembre de 2005 a causa de las mordeduras de dos perros que custodiaban un taller al que aparentemente ingreso sin permiso, mientras que Silva murió apuñalado el 4 de diciembre pasado.
Según Caldera, Canda fue atacado ante la mirada de ocho agentes de la policía, miembros de los bomberos y el propietario del taller, que no hicieron nada para evitarlo, mientras Silva fue "linchado" tras discutir con costarricenses por su nacionalidad.
Norman Caldera confirmó que se reunirá la próxima semana con su homólogo de Costa Rica, Bruno Stagno, donde se prevé abordaran el tema.