Nacional

Menosprecio a gloria nacional

*** No hubo dinero en la Presidencia para que sus corridos siguieran sonando en la fuente de la plaza *** Hijo anduvo de Herodes a Pilatos, y hoy sólo pide que al menos le soliciten los derechos de autor *** INC y ALMA conmemoran 100 años de su natalicio en el traslado de sus restos a Chinandega

Valeria Imhof

El desprecio del Gobierno por los artistas nacionales ha llegado al extremo de no respetar la Ley de Derechos de Autor, y a la vez negarse a darles a sus familiares una contribución económica por estar usufructuando el legado cultural que dejaron en Nicaragua.
Un ejemplo de esto son las canciones del destacado compositor y cantante nicaragüense Tino López Guerra, quien durante años utilizó el Gobierno para dar sonido musical a la fuente luminosa ubicada frente al Palacio de la Cultura.
La peripecia para que le reconozcan los derechos de su padre la comenzó hace algunos años el doctor Tino López Rosales, pero, luego de pedir citas y enviar cartas, la respuesta del Gobierno de la “Nueva Era” fue retirar la música y no reconocerle un centavo.
Cien años de su nacimiento
Hoy, a cien años del nacimiento de don Tino, su hijo lamenta que los gobernantes de turno no se preocupen por la cultura e ignoren el significado que tuvo su padre, no sólo para Nicaragua, sino para Centroamérica.
“Simplemente no pidieron autorización para hacer uso de las canciones, y cuando vi que estaban instaladas, pasé seis meses llamando por teléfono a la Presidencia y al Intur, para que me pidieran autorización y solicitarles una retribución económica”, relató Tino a EL NUEVO DIARIO.
Finalmente, en la oficina de Derechos de Autor del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), lo atendieron, luego de un año de gestiones, pero lo remitieron con el entonces secretario de la Presidencia, Julio Vega Pasquier.
“Yo le expliqué que se supone que tenían que haber pedido autorización para poner cuatro canciones de mi papá, y me contestó que se pagaba mucho de luz en el Malecón y que no tenía reales, por lo que simplemente la quitó y puso otra música”, dijo López Rosales, quien señaló que todo esto demuestra la falta de interés, desprecio e ignorancia de los gobernantes de este país.
El doctor López señaló que nunca le retribuyeron económicamente y dijo que no los va a demandar. “Me conformo con hacerles ver lo que luché por un año tratando de llegar a la persona correcta, que quede en conocimiento de todo el pueblo nicaragüense el poco interés que puso este señor Vega Pasquier en ese momento, más bien me interesa que se sepa que hay un desprecio general a la cultura”, comentó López Rosales, mientras ayer visitaba el panteón de su padre en el Cementerio Occidental de Managua.

¿La fuente arruinada?
A pesar del sabor amargo que le dejó esta experiencia, Tino dijo estar anuente a que vuelvan a difundir las canciones de su padre, pero con la debida autorización. “Pero ahora me dicen que la fuente está arruinada”, expresó.
Otro golpe
Pero esa no fue la única dificultad que tuvo que enfrentar el hijo de don Tino López Guerra para reivindicar la imagen de su padre, ya que, según él, el Teatro Nacional Rubén Darío también le dio la espalda.
“A comienzos de año me acerqué al teatro para ver si podían rendirle un homenaje a mi papá en el año de su natalicio, pero la directora me dijo: ‘Tu papá ni siquiera tiene música regional’. Eso me afligió y dije: ‘Nada tengo que hacer aquí’”, narró.
Reconocimientos en su centenario
López dijo que el próximo 16 de agosto el Instituto de Cultura (INC) rendirá un homenaje a su padre en una capilla ardiente, antes de que sus restos mortales partan hacia su tierra natal, Chinandega.
Por su parte, la Alcaldía de Managua rendirá una serie de homenajes a Tino López Guerra, que incluye una serenata hoy al pie de su tumba y un acto solemne mañana viernes en la comuna donde se presentará el libro: “Tino López Guerra: cantor de la novia del Xolotlán”.
“La preocupación de la Alcaldía es recuperar la memoria, el orgullo alrededor de la figura de Tino López y de su obra musical”, explicó Roberto Sánchez, director del Patrimonio Histórico y Cultural de la comuna.
Tino López Guerra nació el 20 de julio de 1906 en el barrio Santa Ana, de Chinandega. Desde joven compuso canciones de tipo romántico y a cada país centroamericano le dedicó un corrido. Sus composiciones más destacadas son: “Tres Flores para Ti”, “Nicaragua Mía”, “Chinandega”, “Granada de Nicaragua”, “Virgen de Fátima”, “Mi Linda Costa Rica” y el siempre recordado: “Viva León, jodido”.
Es considerado el “Rey del Corrido” nicaragüense. Fue el primer compositor nicaragüense a quien le grabaron en el extranjero una canción original. La composición fue “Tres Flores para Ti”. Don Tino falleció de una enfermedad natural en Managua, el 19 de julio de 1967, a los 61 años.