Nacional

Solución binacional a problemas de vivienda

* Sólo falta que un tercer país compre deuda de Nicaragua con Costa Rica, y hacer caso omiso de voces disonantes

CORRESPONSAL COSTA RICA
Los ministerios de la Vivienda de Costa Rica y Nicaragua dieron los primeros pasos para que de forma mancomunada se busquen recursos económicos ante la comunidad internacional, a fin de resolver la problemática que enfrentan los migrantes nicaragüenses en decenas de tugurios.
Una de las acciones que se vislumbra más factible, es que un tercer país compre la deuda que tiene Nicaragua con Costa Rica, y que esos recursos se dirijan a la ejecución de proyectos habitacionales, que no sólo beneficiarían a los nicaragüenses, sino a los ticos que también viven en tugurios.
Fernando Zumbado, Ministro de Vivienda y Lucha contra la Pobreza, y Adolfo Chamorro, Presidente Ejecutivo del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur), realizaron un primer encuentro en San José, donde abordaron con más detalles un futuro plan de trabajo para unir esfuerzos y atender esa necesidad.
Según estimaciones, unas 40 mil familias de escasos recursos habitan en 367 asentamientos, de las cuales un 50 por ciento son de origen nicaragüense, por lo que el Invur aportará en las gestiones.
En ese sentido, Chamorro, quien fue acompañado por Ausberto Narváez y el embajador Leopoldo Ramírez, declaró que si bien es cierto en Nicaragua la necesidad de vivienda es mayúscula, no hay que olvidar que también hay que atender a los migrantes, porque son ciudadanos nicaragüenses.
“Haremos las gestiones pertinentes ante nuestras autoridades para ser parte de la solución a este problema”, sostuvo el presidente del Invur.
A palabras necias…
Por su parte, el ministro Zumbado apuntó que en estos casos siempre hay personas “de mente pequeña” que se oponen, pero que no les harán eco. Lo anterior lo mencionó porque algunos sectores han preguntado por qué van a beneficiar a los nicaragüenses, si los ticos tienen muchas necesidades de viviendas.
“Es gente que no comprende. Lo más fácil es apelar a la xenofobia. A mi colega lo critican allá y le preguntan por qué viene a resolver problemas aquí, igualmente me critican a mí, pero lo estamos haciendo para demostrar que todos somos iguales. Yo sé que hay gente con mente pequeña, pero vamos a seguir adelante”, reiteró.
La idea central de la iniciativa conjunta es que una vez se logre captar recursos, (que un país compre parte de la deuda de Nicaragua), se puedan ejecutar proyectos de viviendas y de mejoramiento de infraestructura para las familias pobres que viven en asentamientos.
El gobierno de Oscar Arias anunció en días pasados un novedoso plan para erradicar los tugurios, pero apeló al apoyo de Nicaragua para atender a la población migrante, que tendría acceso a financiamientos para arrendar una casa con opción de compra.
Por su parte, el embajador de Nicaragua, Leopoldo Ramírez, informó que se realizará un censo para identificar a las familias nicaragüenses y su condición migratoria, y con ello tener un marco de referencia y brindar más atención a aquellas que carecen de un estatus y que no las hacen sujetas al plan de vivienda.
leonelmen@gmail.com