Nacional

“Carretera o paralizamos todo”


Ervin Sánchez

Las distintas organizaciones gremiales de Jinotega, la alcaldía y los partidos políticos, están dispuestos a tomarse la Carretera Panamericana, las instituciones del Estado, Unión Fenosa y la planta Centroamérica, si el gobierno del presidente Bolaños sigue poniendo oídos sordos a la demanda de los jinoteganos de obtener una buena carretera de ingreso a ese departamento, dijo edil Eugenio López.
La posición planteada por el alcalde jinotegano fue reiterada por la presidenta del Comité de Desarrollo Departamental, Élida Jiménez, y por la transportista Gloria Montenegro, quienes aseguraron que en todo el departamento hay un intenso descontento porque el Ministerio del Transporte e Infraestructura les quiere dar el “carreterazo”.
El planteamiento de López es que el proyecto El Guayacán-Jinotega, para el cual hay una donación de la Unión Europea de 13,9 millones de euros, sea realizado como una carretera colectora principal y no secundaria, como pretende el director del proyecto por parte del MTI, ingeniero Guillermo Calero Murillo.
El alcalde agregó que se reunieron con Calero para demandar que la carretera El Guayacán-Jinotega sea realizada de acuerdo con las especificaciones surgidas de los estudios realizados por el ingeniero Ernesto Téllez Castellón, Director General de Planificación del MTI, que en una carta del 25 de febrero de 2005, destaca que la vía debería ser una colectora principal.
Esta tipificación, señala el alcalde, describe una carretera por la cual pasan entre 500 y mil 800 vehículos diario, sin embargo, afirma que el ingeniero Calero insiste en considerar esta vía como secundaria, es decir, de un tráfico de menos de 400 vehículos cada día, lo cual significa que será hecha con material de menor calidad que el esperado.
“Que nos regresen algo de lo que hemos dado”
“No estamos peleando para que ‘nos den algo’, estamos exigiendo que nos regresen un poco de lo que hemos contribuido en más de 60 años al país”, explicó el edil jinotegano, quien además señaló que no han llegado a ningún acuerdo con el ingeniero Calero como director de la unidad gestora del proyecto El Guayacán-Jinotega.
López expresó que a los jinoteganos les quieren dar una carretera colectora secundaria, lo que incidiría en la calida del diseño de la vía, similar a caminos vecinales, lo que es un gran error, porque Jinotega quedaría aislada debido a que por ahí no podrían pasar vehículos pesados, y “de este departamento salen parte importante de las cosechas del país”.
“De Jinotega en tiempos de cosecha salen un millón de quintales de café oro, pero lo que circula por las vías es igual a dos millones de quintales pergamino húmedo, con todo y broza, por lo que el peso llega a los 2.5 millones de quintales, pero además se mueve arroz, frijoles, aceite, combustible, insumos, cuajadas, leche, hortalizas, granos básicos, ropa, medicinas y calzado, entre otras cosas”, explicó.
Demandó que no se firme en esas condiciones el contrato entre el MTI y la Meco-Santa Fe, porque si nos hacen así esa carretera, estaremos, de hecho, “perdiendo el estatus de ciudad, estaremos como un villorrio como era en 1860”, dijo, y aseguró que concurrirán a la sede de la Unión Europea y a las embajadas para dar a conocer su posición.
Temen “carreterazo”
Reiteró que sigue latente la toma de la Carretera Panamericana, el cierre de la Planta Centroamérica, el de las instituciones del Estado y de Unión Fenosa, en tanto, dijo que todo el pueblo de Jinotega está unido, todos sin excepción, demandando la construcción de una buena vía de acceso “para que no nos den un ‘carreterazo’”.
En ese sentido, dijo que van a ir a la Contraloría General de la República y a la Asamblea Nacional a denunciar al ingeniero Guillermo Calero Murillo, como director de la unidad gestora, por falta de probidad, al tiempo que afirmó que están solicitando al presidente de la República, Enrique Bolaños, una reunión para que les escuche.