Nacional

Nicaragua acusa a Costa Rica por xenofobia

Como prueba de la xenofobia y discriminación la delegación presentó ante la Comisión de Derechos Humanos (CIDH), la muerte de Navidad Canda Mairena, quien falleció por las heridas causadas por dos perros guardianes de un taller costarricense.

El Estado hizo una demanda internacional de xenofobia y discriminación en contra de Costa Rica, que fue solicitada hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, la cual celebra en Guatemala su 125 período extraordinario de sesiones.
Juan Antonio Tijerino, quien encabeza la delegación, expuso sus argumentos ante la CIDH y dijo a periodistas que el objetivo "es que la comisión de trámite a la denuncia para poder demandar a Costa Rica ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos", máximo organismo en esa materia de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Como caso probatorio emblemático de la xenofobia y discriminación con la que supuestamente Costa Rica trata a los inmigrantes nicaragüenses, la delegación del país presentó ante la CIDH la muerte el 10 de noviembre de 2005 de Navidad Canda Mairena, quien falleció por las heridas causadas por dos perros guardianes de un taller costarricense.
Según Tijerino, la víctima, que fue acusada de ingresar a robar al lugar, "fue atacada ante la mirada de ochos agentes de la policía, miembros de los bomberos y el propietario del taller", que no hicieron nada para evitarlo.
También presentaron el caso del inmigrante nicaragüense José Ariel Urbina Silva el 4 de diciembre de 2005, el que fue linchado por un grupo de costarricenses los que también provocaron heridas a otros cinco ciudadanos nicaragüenses.
Más de 100.000 inmigrantes nicaragüenses radican en Costa Rica, la mayoría de ellos de forma ilegal, país al que han llegado en busca de mejores oportunidades de vida.
Tijerino dijo que "vamos con los pies hinchados" ante la CIDH, porque la sede de esa Corte está en Costa Rica y el personal que trabaja en ella es costarricense, pero "a pesar de eso vamos a seguir adelante".
En defensa de su país, la delegada de Costa Rica Giocanda Ubeda, negó que haya prácticas de xenofobia o discriminación en contra de los inmigrantes nicaragüenses, y explicó a la CIDH que los casos presentados por Nicaragua "son hechos aislados".
"No se puede interpretar de otra forma sino como mala fe el hecho que hayan presentado la demanda apenas dos meses después de que ocurrieron los hechos", precisó Ubeda, quien dijo que Costa Rica ha invitado al relator especial de trabajadores inmigrantes de la CIDH para visite su país para que verifique que no hay prácticas de xenofobia.