Nacional

Falta petróleo, mientras Bolaños “no picha ni cacha ni deja batear”


Melvin Martínez

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, afirmó ayer que el alza internacional en los precios del petróleo podría tener menos impacto en la economía nacional, si el presidente Enrique Bolaños desistiera de su intención de entorpecer el acuerdo alcanzado con el gobierno de Venezuela.
“El presidente Bolaños tiene que reflexionar, porque el petróleo ya llegó a 79 dólares, la guerra en el Medio Oriente se va a prolongar, el petróleo va a los cien dólares; y la única posibilidad que queda es el acuerdo que ofrece la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic”, afirmó el edil capitalino, durante la firma de un hermanamiento con autoridades de La Habana, Cuba.
Marenco afirmó que a pesar de la “falta de voluntad” del gobierno en obtener el petróleo que ofrece Venezuela, Amunic está haciendo gestiones con Honduras y Costa Rica, como alternativas para introducir el petróleo al país. “Podemos meterlo por Costa Rica y Honduras y otros lugares, estudiamos varias posibilidades”, dijo. “El presidente Bolaños no picha, no cacha ni deja batear, por eso es que está solo, va a seguir solo y se va ir de la Presidencia solo”, expresó, parafraseando el lenguaje beisbolero de que suele hacer gala el mandatario.
El Presidente --agregó-- debería reflexionar, y debe comenzar a usar el acuerdo sin mayor resquemor. Me parece absurdo que desperdiciemos eso. Todos los países de Centroamérica están deseosos de usarlo, y sólo nosotros que ya lo tenemos no lo podemos usar”.
Además, insistió en que el alza del petróleo es devastadora para la economía de Centroamérica, pues un barril de cien dólares no se lo aguanta nadie en el Istmo.
No hay problemas con el paso a desnivel
Aprovechó para anunciar que este martes a las 11 de la mañana convocará a conferencia de prensa en la que participará el vicepresidente mundial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), donde harán importantes anuncios.
“No hay ningún problema en el paso a desnivel, no es como están inventando algunos medios de comunicación de la derecha, estamos reforzando aún más las paredes, pero no hay ningún problema”, indicó Marenco.
Inicialmente --agregó--, durante el primer mes, el paso va a funcionar en la mañana para los vehículos que vienen por la Carretera a Masaya, y se cerrará el paso hasta las diez de la mañana; después se abrirá de nuevo a las cuatro de la tarde y servirá de salida.
“Es una manera de descongestionar el tráfico en el sector de la Centroamérica”, justificó Marenco, quien dijo que la inauguración oficial de la obra se realizará en agosto.