Nacional

Culpable detenido por estafa con Agave Azul

* Engañados se mostraron satisfechos, y demandan a autoridades una aclaración en relación con el dinero congelado que les debe ser entregado

Eloisa Ibarra

Félix Alejandro Bolaños Téllez, el ex socio y gerente general de Agave Azul, fue encontrado anoche culpable del delito de estafa en perjuicio de más de 2,500 personas.
El veredicto de culpabilidad fue emitido por un tribunal de conciencia que conoció durante dos días, los alegatos del fiscal Alejandro López Dávila en contra de Bolaños, el único presente en el juicio, pues el socio mayoritario, Oscar Del Valle, está ausente.
López se mostró satisfecho por el veredicto de culpabilidad, y solicitó a la jueza Sexto Penal de Juicio, Miriam Guzmán, que imponga una pena de cinco años de prisión, mientras la abogada Helga Asher, representante de 28 víctimas, pidió la pena máxima que son seis años.
Bolaños Téllez, accionista y ex gerente general de Agave Azul Nicaragua, sólo cruzó las manos y observó de reojo a los jurados cuando el fiscal auxiliar, Alejandro López Dávila, presentó las pruebas documentales para demostrar que no tenían ninguna fianza que los respaldara, como hicieron creer a los promotores.
Las pocas personas que aún se encontraban afuera del juzgado, al momento de conocer el resultado final se mostraron satisfechas y demandaron de las autoridades una aclaración en relación con el dinero congelado que debe ser entregado a los perjudicados.
Fianza falsa
En los alegatos finales del juicio por estafa, López presentó los documentos originales de Bank Norte de México, donde informan que la fianza que Agave Azul utilizaba como respaldo ante sus clientes era falsa, pues el verdadero dueño es otra persona.
Bolaños y los demás funcionarios de Agave Azul, incluso aquellos que no fueron acusados por la Fiscalía, aseguraban a los promotores del Tequila Sombrero Negro y Tequila del Señor, que tenían un seguro por 60 millones de córdobas, en Bank Norte.
“El seguro es falso”, dijo Bank Norte. Asimismo, las autoridades de Bankcomer de México enviaron documentación mostrada por López a los jurados, donde dejan claro que Agave Azul no tenía ningún seguro con ellos.
Vale recordar que en la larga lista de víctimas que comparecieron como testigos, afirmaron que depositaron su dinero, confiados en que los dueños de Agave Azul afirmaban que tenían asegurado el dinero de los promotores.
Decenas de personas vendieron sus propiedades y bienes con la esperanza de multiplicar su dinero, y con la confianza de que hacían trato con una empresa seria. Sin embargo, ahora sólo conservan un sentimiento de desesperanza e ira contra quienes los engañaron.
La Fiscalía acusó a Bolaños Téllez y a Oscar Arturo Del Valle, este último socio mayoritario de la empresa, en representación de más de dos mil personas --aunque los perjudicados pasan de los trece mil-- que se afiliaron a Agave Azul, que se presentaba como una sociedad anónima, legalmente constituida en El Salvador, Guatemala, Brasil, Paraguay y Honduras.
La empresa se vendía como comercializadora de tequilas de la más alta calidad, en especial del Sombrero Negro, a través del mercado por niveles, para garantizar que los promotores contaran con un ingreso extraordinario.
María de los Ángeles Delgado, la defensora pública a cargo de la defensa de Bolaños, trató de convencer a los jurados de que su cliente obedecía órdenes de sus jefes, entre ellos, Del Valle, socio mayoritario de la empresa.
Bolaños es socio
Sin embargo, ella misma mostró la escritura de constitución, donde Bolaños aparece como socio de la empresa con Del Valle, lo que implica que no era un empleado común ni subordinado.
Agave Azul fue cerrada por orden de la Superintendencia de Bancos (SIB), después de que la Comisión de Análisis Financiero, que funciona y es regulada por la Ley 285, sobre lavado de dinero, emitió una resolución sobre el caso.
Delgado alegó ante los jurados que el Tribunal de Apelaciones mandó a suspender los efectos de la resolución de la SIB, y que ésta no tenía competencia para suspender a la empresa.
Del Valle Rodríguez y Bolaños constituyeron el 12 de mayo de 2005 en Nicaragua la sociedad Agave Azul, y juntos aparecen en un contrato mercantil como representantes legales de la compañía salvadoreña del mismo giro comercial.
En El Salvador, Agave Azul no honró sus compromisos con agentes vendedores “reclutados” para comercializar el tequila mexicano Sombrero Negro, y con personas humildes que invirtieron y quedaron esperando las retribuciones altísimas prometidas con una inversión de apenas cien dólares.
Algunas víctimas que se encontraban anoche a la espera de los resultados del juicio, se quejaron de que las autoridades intervinieron tardíamente la empresa, pues aunque existía una resolución desde el 28 de noviembre, la ejecutaron en los primeros días de diciembre, después que se habían incorporado más personas.