Nacional

Taxistas de Jinotepe paralizan actividades


Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO
Con escaso apoyo de la población que resiente la solicitud de un incremento en el pasaje, y uno que otro incidente al negarles el derecho a laborar a los conductores que no apoyaron la protesta, transcurrió ayer en Jinotepe el primer día de paro que fue convocado por las cooperativas de taxistas ruleteros que demandan un aumento en el pasaje de 5 a 7 córdobas.
Oscar Cruz Valdivia, dirigente de los individuales, dijo que son 300 los choferes que ayer se sumaron a la protesta, luego que el alcalde, Álvaro Portocarrero Silva, dispuso trasladar el pliego petitorio a la Comisión de Transporte del Concejo, para que esa instancia dictaminara con base en una consulta en la población, que al final será la afectada por cualquier decisión de tipo administrativa.
Los dueños de taxis demandan, además, que se declare una moratoria para que no haya más concesiones, y que no se despoje del permiso a varios empresarios que están en la lista de la municipalidad, además, que se dé garantía de 20 años a cada concesionario, tal como lo estipula la Ley General del Transporte.
El alcalde Portocarrero llamó la atención a los taxistas, señalando que exigen cuando tienen que exigir, pero se abstienen de cumplir los compromisos, entre ellos el buen trato a la población, que sigue resintiendo las groserías de los choferes, y ahora para colmo deberán pagar más por el pasaje. Los cooperados insisten en que no están pidiendo nada del otro mundo, es decir, un córdoba más para el centro de la ciudad y dos para los recorridos a los barrios de la llamada periferia.
Mario Palacios, de la Red de Defensa de los Consumidores, dijo que su organización se opone a la solicitud de incremento en el pasaje, y llamó al Concejo a no ceder a las presiones de los taxistas que desde ayer se fueron a paro en Jinotepe.