Nacional

Caen clona tarjetas

* Capturados tres guatemaltecos y un nicaragüense, y cinco más están prófugos, presumiblemente panameños y salvadoreños * Ya habían “gastado” 260 mil córdobas, y en todo el fin de semana hubieran completado un enorme golpe * Clonan tarjetas, pero prefieren usarlas en país distinto a su origen, por lo que las autoridades alertan a los cuenta-habientes sobre la forma como operan estos delincuentes

Valeria Imhof

Una banda de estafadores internacionales que se dedicaba a “clonar” tarjetas de crédito fue capturada este viernes por la Policía Nacional en un lujoso hotel de Managua.
Entre los capturados están tres guatemaltecos y un nicaragüense, mientras que otras cinco personas, que formaban parte del grupo, se encuentran prófugas. Según datos de la Policía, los delincuentes entraron el mismo viernes por la frontera sur y son de nacionalidad guatemalteca, panameña, nicaragüense y presuntamente salvadoreña.
Cuando ya se habían gastado una fortuna en un centro comercial de Managua, bares, restaurantes, casinos y la compra de objetos sumamente costosos, los estafadores fueron detectados por la Policía prácticamente con las manos en la masa.
El subcomisionado Mario Díaz, jefe del departamento de delitos financieros de la Policía Nacional, dijo que luego de recibir denuncias de diferentes instituciones bancarias nicaragüenses descubrieron a ciudadanos nacionales y extranjeros haciendo compras con las tarjetas clonadas en el centro comercial Plaza Santo Domingo. “Fueron detectados en el momento que estaban introduciendo varias tarjetas, pero ya habían hecho compras ilícitas en varios establecimientos comerciales y habían sacado dinero de algunos cajeros automáticos”, señaló Díaz.
Ya llevaban 260 mil córdobas
Los datos preliminares de las investigaciones revelan que los delincuentes gastaron alrededor de 260 mil córdobas en compras de objetos, entre los que se destaca un reloj marca Rolex con un costo de 138 mil córdobas. “Ellos fueron capturados el viernes en horas de la noche y estamos tras la persecución de los otros autores”, indicó Díaz, al señalar que ya se alertó a las policías de Centroamérica y la Policía Internacional (Interpol).
La Policía les ocupó unas 30 tarjetas clonadas de crédito y débito, principalmente de bancos guatemaltecos, así como teléfonos celulares y dos relojes, entre ellos el Rolex de oro, entre otros objetos.
Díaz dijo que estas personas usan identidades falsas, por lo que supuestamente responden a los nombres de: Samuel Esteban Cotiño Huerta; Oscar Rolando Marroquín Vásquez; Benicio Israel Sepe Peñalte (guatemaltecos) y Edgardo Antonio Flores Hernández (nicaragüense). Mientras que los prófugos son: Mauricio Eduardo Flores; Luis Alberto Estrada Caldera; Daniel Hernández (guatemaltecos) y Roberto Pérez Souza (panameño).
Los señalados negaron rotundamente ante los medios de comunicación haber participado en el hecho. El nica adujo que conoció a los chapines en el autobús que los traía de Guatemala y se ofreció como edecán para llevarlos a “conocer Nicaragua”. Uno de ellos rompió en llanto mientras que el sujeto identificado como Oscar Rolando Marroquín dijo que había llegado a Nicaragua a hacer un “trabajo de mecánica” por el que le iban a pagar 300 dólares. Sin embargo el subcomisionado Díaz manifestó que son reos confesos y que hoy serán remitidos a los tribunales correspondientes por el delito de estafa y crimen internacional.
Nueva modalidad del crimen
/b>Díaz dijo que la clonación de tarjetas es una nueva modalidad del crimen internacional, donde los estafadores utilizan aparatos técnicos como el skimer, para esquilmar a los cuenta-habientes.
El skimer es un aparato que es colocado por los delincuentes en los cajeros automáticos y permite grabar la información de las tarjetas y de sus propietarios. Esa información luego es descargada en software y la reproducen en tarjetas de plásticos especiales.
Díaz dijo que el modus operandi de estos estafadores es no comprar en el mismo país donde la tarjeta es afectada, sino en terceros países para evitar ser detectados.
“Presumimos que la banda operaba a nivel centroamericano, puesto que varios de nuestros bancos nacionales están siendo afectados en otros países”, expresó.

La Policía Nacional hizo un llamado a la población a estar alerta ante cualquier situación anómala cuando vayan a realizar alguna transacción con las tarjetas de crédito. También pidieron a las personas que pudieron resultar afectadas abocarse a las entidades bancarias y/o los distritos policiales.
La Policía además alertó a los usuarios de las tarjetas a no dejarse sorprender por individuos extraños cuando están retirando dinero en los cajeros automáticos, debido a que los delincuentes ponen el skimer y luego, ante la dificultad del usurario de no poder retirar el dinero, se ofrecen a “ayudarles”. “Inclusive ellos mantienen una persona a la par de los cajeros que induce a la gente a introducir la tarjeta sin saber que ya quedó grabado su información. En los restaurantes captan a empleados que pueden andar un skimer y éstos luego de pasar por el cajero lo pasan por el aparato, quedando grabada la información”, alertó el subcomisionado Díaz.