Nacional

CPDH: Fiscalía encubre a Ortega

Daniel Ortega, ex presidente de Nicaragua (1984-1990), fue acusado el 7 de junio pasado por la CPDH de genocidio y crímenes de lesa humanidad contra indígenas miskitos que habitan en la zona Caribe del país.

La Comisión de Derechos Humanos (CPDH) (organismo no gubernamental) acusó hoy al Ministerio Público de "apañar" los genocidios y crímenes de lesa humanidad cometidos supuestamente por el ex presidente Daniel Ortega y 15 personas más en contra de indígenas miskitos durante los años 80.

La denuncia fue hecha en rueda de prensa hoy por el presidente de la CPDH, Marcos Carmona, presuntamente porque el Ministerio Público lleva 38 días sin responder una demanda que presentó el 7 de junio pasado en Puerto Cabezas, en el Caribe. Según Carmona, al menos, deberían de responder o aclarar de una vez si desisten o tiene mérito esta denuncia".

"Ha habido un silencio absoluto en este sentido y nos cuesta creer que la Fiscalía (Ministerio Público) esté queriendo apañar este tipo de denuncia", señaló el presidente de la CPDH.

Daniel Ortega, que fue presidente de Nicaragua entre 1984-1990 y ahora es candidato a la presiencia en las elecciones del 5 de noviembre próximo, fue acusado el 7 de junio pasado por la CPDH de genocidio y crímenes de lesa humanidad contra indígenas miskitos que habitan en la zona Caribe del país.

La denuncia incluye al ex jefe del Ejército Popular Sandinista Humberto Ortega -general retirado hermano de Daniel-, al actual diputado y ex ministro del Interior, Tomás Borge, al ex jefe de la Seguridad del Estado Lenín Cerna, al actual procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, y otros altos miembros de las fuerzas armadas.

La denuncia se refiere a la "Navidad Roja", en 1982, como se conoce a la operación realizada por el ejército sandinista para sacar a unos 8.500 indígenas de sus comunidades a las orillas del río Coco, frontera con Honduras, y reubicarlos en cinco campamentos para evitar que sirvieran de apoyo logístico a la "Contrarrevolución". En eses entonces un total de 64 personas, pertenecientes a grupos indígenas, fueron asesinadas, trece torturadas y quince desaparecidas en comunidades miskitas ubicadas en el Caribe norte de este país.

La fiscal María del Carmen Solórzano dijo hoy a EFE que no están retardando la justicia, sino que están en un proceso de "análisis y estudio" sobre la denuncia de la CPDH. Agregó que planifican la investigación a desarrollar y anunció que una vez agotada la estrategia a implementar procederán a practicar las diligencias correspondientes.

La CPDH no descartó con recurrir a organismos internacionales si no prospera la denuncia en Nicaragua.