Nacional

Asamblea Nacional reforma Ley General de Armas

Con la reforma se establece que, la venta o destrucción de armas de fuego patrimonio del Ejército de Nicaragua, Policía Nacional o Sistema Penitenciario, sea autorizada por mayoría simple, o sea con el voto favorable de 47 diputados.

La asamblea nacional aprobó está mañana una reforma a la Ley General de Armas que permitirá la destrucción de 651 cohetes antiaéreos (SAM-7) con el voto de 47 de los 91 diputados.
Fuentes parlamentarias informaron que los diputados reformaron el artículo 139 de la Ley 510, ley especial para el control y regulación de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados. Ese artículo establecía que la venta o destrucción de armas de fuego patrimonio del Ejército de Nicaragua, Policía Nacional o Sistema Penitenciario, deberá ser aprobada por la Asamblea Nacional por mayoría calificada, es decir con el voto a favor de 56 diputados. Ahora con la reforma se establece que sea por mayoría simple, o sea con el voto favorable de 47 diputados.
Sandinistas se oponen
La bancada del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional, conformada por 38 diputados sandinistas, se opuso a esa reforma. El diputado sandinista José Figueroa declaró a la prensa que la reforma trata de crear condiciones "de entregar la defensa de la soberanía nacional a los norteamericanos y demostrar una vez mas su servilismo a los Estados Unidos". Agregó que esa posición de "servir" la han puesto de manifiesto los diputados que votaron a favor de la reforma a pesar de que Nicaragua tiene problemas limítrofes con Colombia, Honduras y Costa Rica.
Los diputados sandinistas afirmaron que la reforma fue aprobada ilegalmente ya que sólo votaron 46 y no 47 diputados a favor de la propuesta.Pero el presidente del Parlamento, Eduardo Gómez, confirmó que la votación reflejó los 47 votos para aprobar la polémica reforma.
En el año 2004 el ejercito destruyó 1.000 SAM-7 en 2004, tras una fuerte presión de EEUU que ha pedido en reiteradas ocasiones la destrucción de todos estos cohetes.
El Ejército de Nicaragua tiene en su poder 1.051 cohetes tierra aire, 400 de los cuales quedarán como reserva para la defensa de la soberanía nacional. Estos artefactos de guerra fueron adquiridos en los años 80 por el gobierno sandinista (1979-1990) en la antigua Unión Soviética.