Nacional

Familia fue a México para traer el cadáver


Vladimir López

Sin poder contener el llanto, Jahaira Urrutia, hermana de Oscar Isidro Urrutia, el nicaragüense que pereció el pasado 4 de julio atropellado bajo los rieles del tren de Chiapas, México, dijo que sale de urgencia para México a buscar cómo repatriar el cuerpo de Oscar, porque recibió una llamada donde nuevamente le advierten que si hoy, viernes 14, no se retira el cadáver, lo sepultarían en una fosa común.
Por medio del hilo telefónico, Jahaira nos confió que por la tarde de ayer jueves estaba buscando cómo prendar su humilde vivienda para poder juntar el dinero necesario y así traer el cuerpo de su hermano para darle cristiana sepultura en su tierra natal.
“Le doy gracias a Dios y a todas las personas que nos han enviado ayuda”, dijo, “pero hasta el momento solamente cuento con mil dólares. El traslado del cuerpo me cuesta 1,500 dólares y el dueño de una camioneta en que viajaré a México, considerándome, me va a cobrar seis mil córdobas. Necesito con urgencia 500 dólares y seis mil córdobas por lo que voy a tener que empeñar mi casita”, expresó.
Indicó que se siente “muy dolida e impotente” porque todavía no ha podido traer el cuerpo de su hermano, “y si voy a tener que empeñar mi casita, la empeño. Yo voy a traer a mi hermano a como sea”, dijo.
Dirección Consular pide prórroga
En tanto, la directora General Consular, Lotty Bendaña, quien días atrás aseguró que todo estaba listo para la repatriación del cuerpo de Oscar Isidro Urrutia, manifestó que en la Cancillería han realizado todos los trámites necesarios en ese caso, “pero, nosotros no repatriamos, eso le corresponde a los familiares”.
Reiteró que el apoyo que brinda esa dirección en esos casos es el de proporcionar gratuitamente y de manera ágil todos los documentos para que no haya problemas en las fronteras. “Nosotros creíamos que ya el cuerpo de ese joven había sido repatriado, incluso hablamos con el dueño de la funeraria en México y logramos una rebaja sustancial en el costo del traslado”.
La señora Bendaña recordó que las leyes en México establecen que todo cadáver que esté más de tres días en una funeraria, debe ser sepultado en una fosa común. “Sin embargo, nosotros solicitamos una prórroga de varios días más y nos fue concedida, y ahora estamos solicitando otra prórroga para mientras llegan sus familiares a retirar el cuerpo, y estamos seguros de que la vamos a obtener”.
La directora General Consular aseguró que a los familiares del infortunado se les ha brindado toda la ayuda que la Cancillería ofrece en esos casos, y nuevamente insistió que a esa institución no le corresponde repatriar cadáveres sino que es a los familiares del fallecido.