Nacional

Arteaga tecnifica propuesta de alzas salariales en DGI


Tania Sirias

El director general de Ingresos, Róger Arteaga, en conjunto con el director de Función Pública, Edgar Fonseca, presentó el análisis de un estudio técnico de los salarios correspondientes a los trabajadores de las administradoras de rentas del país, con el objetivo de aprobar incrementos salariales que estén acordes con la situación económica de esta institución.
Los sueldos se basarán en la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, y corresponderá asignarlos al Ministerio de Hacienda y Crédito Público a través de la Dirección de Función Pública.
Róger Arteaga comentó que el Tribunal de Huelga dio a conocer que se asignarán para aumentos salariales de julio a diciembre, 6.3 millones de córdobas, y que existe un compromiso por parte de la DGI y del Ministerio de Hacienda, de presupuestar para el próximo año ocho millones de córdobas más. En total, se destinarán para esta institución 14.3 millones de córdobas.
Los representantes sindicales rechazaron esta propuesta y convocaron a una asamblea general para el 21 de julio, donde se decidirá si aceptan la propuesta de los negociadores del Tribunal de Huelga o se van a paro de labores. “No aceptamos la oferta que presentó la Dirección de Función Pública, y seremos los trabajadores quienes tomaremos la decisión final”, dijo la sindicalista Yolanda Munguía.
Discordancias salariales
Por su parte, Arteaga señaló que no se trata sólo de aumentar salarios, sino que se tiene que hacer de una forma equitativa, “es por ello que se solicitó a la Dirección de Función Pública realizar un análisis técnico, con el fin de resolver problemas internos de la DGI de discordancias salariales de un mismo puesto”, indicó.
“Hay personas que realizan la misma función, tienen las mismas responsabilidades, pero uno gana 1,800 córdobas y otro recibe 5,000 córdobas”, señaló el Director de Ingresos. La próxima semana se sabrá cuánto le correspondería ganar a cada trabajador a través de una nueva tabla salarial, la cual iniciará del dos mil 500 córdobas como salario mínimo.
“Los trabajadores que estén por debajo de la tabla salarial recibirán el incremento con el fin de llevarlos a un sueldo promedio. La distribución se hará de acuerdo con el principio de retribución, equidad en los puestos de mayor complejidad y la transferencia, beneficiando a los puestos más deprimidos”, dijo el director de Función Pública.
Con esta lógica, mil personas en la DGI recibirán un aumento razonable y se resolverían para el futuro estas discordancias de cargos y retribuciones salariales. “Por el contrario, la propuesta de los sindicalistas es de aumentar a todos parejo, sin importar que algunos tengan sueldos altos, lo cual no sería justo”, dijo Fonseca.